Actualizado 06/02/2007 20:39 CET

Economía/Empresas.- Martín prevé fusionar Martinsa con Fadesa y que el nuevo grupo entre en concesiones y renovables

No descarta abrir el accionariado de la nueva compañía a nuevos accionistas

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El empresario Fernando Martín prevé fusionar su promotora Martinsa con Fadesa una vez se haga con el control de esta inmobiliaria a través de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) que ha lanzado sobre el 100% su capital por importe de 4.045 millones de euros.

El objetivo final de la operación es crear un nuevo grupo industrial que siga cotizando en bolsa y mantenga sus actuales negocios de promoción y patrimonio inmobiliario, pero que también entre en nuevas actividades como construcción de obra civil, concesiones, servicios medioambientales y de agua, y desarrollo de energías renovables.

Así consta en el folleto de la OPA del ex presidente del Real Madrid, en asociación con el empresario Antonio Martín, sobre Fadesa, autorizado hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Estos empresarios ofrecen 35,70 euros en su OPA, cuyo éxito está asegurado, dado que cuenta con el compromiso de la familia Jove, primer accionista de Fadesa, de vender en la oferta el 54,6% del capital que controla en la empresa, porcentaje al que está condicionada la oferta.

En el folleto, Martín avanza su intención de promover la fusión de Fadesa con Martinsa "a la mayor celeridad", con el fin de que sea aprobada por las juntas generales de las empresas implicadas dentro de este primer semestre de 2007.

INCORPORACION DE NUEVOS SOCIOS Y DIVIDENDOS.

Asimismo, avanza la posibilidad de incorporar nuevos socios al grupo mediante aumentos de capital con aportaciones dinerarias o no dinerarias, o mediante fusiones por absorción en las que la absorbente en todo caso será Fadesa.

Los oferentes aseguran que aún no hay una decisión cerrada al respecto y que, en caso de ejecutarse, se aseguran el control de la empresa (al menos el 50,01% del capital).

También apuntan su intención a emprender medidas para facilitar la liquidez del grupo resultante en el mercado, tales como una oferta pública de venta (OPV) o un 'split' (desdoblamiento del valor nominal de las acciones).

Respecto a la política de dividendos, Martín advierte de que podría reducirse, e incluso acordarse su no distribución, en el caso de que se acometa la fusión.

De igual forma, los oferentes descartan cambios en los puestos directivos de la sociedad y en el número de miembros del consejo de administración, si bien anuncian que nombrarán a la mayoría de sus componentes. La presidencia recaerá en un representante de Martín.