Actualizado 03/04/2007 23:02 CET

La confianza del consumidor aumentó una décima en marzo, hasta los 89,5 puntos

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Confianza del Consumidor del Instituto de Crédito Oficial (ICC-ICO) se mantuvo estable y subió una décima en marzo, hasta situarse en 89,5 puntos, frente a los 89,4 puntos del mes anterior, informó hoy el ICO.

La mejora de marzo se explica por un aumento del índice parcial de situación actual, que creció 2 puntos hasta los 85 puntos, debido a la positiva evolución de indicadores macroeconómicos como el crecimiento del PIB o el control de la inflación.

Este incremento compensó el descenso del indicador de expectativas a seis meses en 1,9 puntos hasta los 94, principalmente por las peores perspectivas para el empleo, que pueden haberse visto influidas por las recientes noticias sobre ajustes del plantillas y cierre de empresas multinacionales, como en el caso de la planta de Delphi en Cádiz.

En términos interanuales, la confianza del consumidor bajó dos décimas como consecuencia de un descenso del indicador parcial de expectativas (-3,3 puntos), que ha sido mayor que el aumento del indicador parcial de situación actual, que subió 3 puntos.

Al término del primer trimestre del año, la confianza de los consumidores se incrementó 1,1 puntos, y se situó en los 89,9 puntos gracias a una mejora tanto en los indicadores de situación actual como en los de expectativas.

El presidente del ICO, Aurelio Martínez, señaló que "todos los indicadores han seguido una evolución positiva en marzo", aunque exceptuó las perspectivas sobre el empleo, y volvió a constatar el alto grado de correlación del indicador con la evolución del petróleo, de forma que las subidas del crudo afectan a la baja a la confianza de los ciudadanos.

Asimismo, Martínez destacó que las perspectivas de próximas subidas de los tipos de interés han dado lugar en marzo a unas "peores expectativas sobre posibilidades de ahorro y de consumo de bienes duraderos para los próximos seis meses".

BUENA VALORACIÓN DE LA ECONOMÍA FAMILIAR

Martínez destacó que la situación actual de la economía familiar continuó siendo el componente mejor valorado en marzo como demuestra un crecimiento de 5,1 puntos. No obstante, la confianza del consumidor se sostiene también por una buena percepción de la evolución reciente de la economía (+1,6 puntos), que ha permitido superar el descenso en la valoración presente del componente del empleo (-0,6).

En términos interanuales, el indicador parcial de situación actual aumentó 3 puntos por la mejora en la percepción de la economía española (+8,6) y del empleo (+1,5).

En el capítulo de las expectativas, el empleo es el componente menos valorado, con un retroceso de 7,6 puntos, que se ve maquillado por la mejora de las expectativas de la economía española (+1,4 puntos) y de la situación de los hogares (0,4 puntos). Sin embargo, los tres componentes descendieron respecto a marzo de 2006, la economía familiar 6,4 puntos, la española 3,6 puntos y 0,1 puntos el empleo.

No obstante, el términos intertrimestrales, se observa una recuperación del componente empleo que explica el incremento del indicador parcial de expectativas en el primer trimestre, a pesar de la caída de los componentes de economía familias y española.