Actualizado 27/06/2007 16:13 CET

Economía/Empresas.- Tubos Reunidos destinará 500 millones a "crecer" en dimensión para "acercarse" a líderes mundiales

La empresa vasca prevé aumentar su beneficio neto en el primer semestre un 50% y alcanzar los 45 millones de euros

BILBAO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Tubos Reunidos (TR) destinará 500 millones de euros a "crecer" en dimensión y aumentar su "rentabilidad y especialización" con el objetivo de "acercarse" a los líderes mundiales.

La empresa vasca, líder nacional del sector de tubos de acero sin soldadura, prevé cerrar el primer semestre del año con un beneficio neto de 45 millones de euros, lo que supondrá un 50% más que en el mismo periodo de 2006.

En rueda de prensa previa a la junta general de accionistas de la compañía, celebrada hoy, su presidente, Pedro Abasolo, aseguró que Tubos Reunidos se encuentra "en la mejor situación en la que nunca se ha hallado", lo que se refleja en la previsión de resultados, en línea con los logrados en 2006, ejercicio en el que se obtuvo la "cifra récord de sus 117 años de existencia".

Ante esta coyuntura, generada por una "fantástica situación del mercado", gracias al impulso del sector energético, con una demanda estable de petróleo y gas basada en los altos precios del crudo, el Grupo se coloca en una situación financiera "más fuerte que nunca". En concreto, Abasolo adelantó que la capacidad disponible de recursos para "pensar en el futuro" asciende a 500 millones de euros.

"Nos hemos puesto manos a la obra y hemos decidido estudiar cualquier modelo de crecimiento en el que tanto la dimensión como la especialización y la rentabilidad, sean factores que permitan optimizar su crecimiento y competitividad", anunció.

Precisó que la 'apuesta' de la empresa es "por el crecimiento de la compañía" en un plazo no establecido todavía, con objetivos "ambiciosos" para acercarse a "los líderes mundiales del sector". "En ese sentido, vamos a tener en cuenta tanto la situación financiera como las previsiones del año para optimizar una situación final", dijo.

El presidente de Tubos Reunidos aseguró que todavía no se ha decidido la fórmula con la que la empresa "enfocará" su futuro, aunque precisó que "no se descarta absolutamente nada". "Pueden ser compras, implantaciones, integraciones con otros grupos... todo está abierto", señaló. También el 'abanico' de países barajados por el Grupo es muy amplio, e incluye, además de España y Europa, en general, a "países de bajo coste, países en desarrollo o Asia". El proyecto se refiere tanto a las empresas de TR con producción de tubos como a las que mantienen una actividad diferente.

Aunque no existe un plazo fijado, según Abasolo, la decisión sobre las decisiones estratégicas a adoptar "no se pueden demorar mucho". "No nos podemos permitir plazos muy largos, dentro de este año tenemos que tener las ideas bastante claras", apuntó.

Abasolo descartó que el proyecto suponga una medida de blindaje ante posibles OPAS y afirmó que es una forma de "garantizar el futuro de la compañía". "Son decisiones que van a marcar los futuros años de esta empresa, la vida futura, y tenemos que acertar, y para acertar, tenemos que tener todos los datos encima de la mesa", señaló.

PREVISIONES.

Por otra lado, Abasolo se refirió a las previsiones de la primera mitad de 2007 y estableció el beneficio neto de Tubos Reunidos en los 45 millones de euros, cifra que "representa un nuevo récord histórico de resultados" así como un incremento del 50% respecto a los 30 millones de 2006. A su juicio, estos resultados confirman la "magnífica evolución" de los negocios del Grupo en el año precedente, en el que su resultado fue de 66 millones de euros, un 88% más que el 2005.

De la actualidad, Tubos Reunidos figura en tercer lugar del ranking de las empresas españolas cotizadas del sector industrial, con un 18,1% de rentabilidad sobre los recursos permanentes, situación lograda gracias a "factores como la especialización de márgenes así como la acción comercial selectiva en el mercado internacional".

La empresa, único fabricante nacional de tubo acabado para el sector de petróleo y gas, se encontraría ante una "favorable situación", y tendría el futuro de sus productos especiales, aleados e inoxidables "asegurado" por el "importante incremento de la demanda mundial de tubos para la generación de energía". En la actualidad, más del 60% de la cifra de negocios de tubos del fabricante vasco está "ligada" a la generación de la energía.

La buena marcha de la empresa y la superación de los objetivos previstos, conllevó el adelanto de inversiones previstas para 2007-2008. En concreto, en 2006 la cifra se elevó a 32 millones de euros y, ese año se acometerán inversiones por otros 48 millones. En éstas, se incluyen siete millones destinados a un nuevo horno en la acería de Amurrio (Alava) y otros 20 millones de euros para una nueva línea de acabado para tubos especiales y aleados. Éstas y "otras mejoras" permitirán incrementar la producción de TR de 277.000 a 320.000 toneladas, "con un creciente mix de especialidades".

DIVIDENDO.

Abasolo anunció, ante los accionistas del Grupo, la distribución de un dividendo total, con cargo al ejercicio 2006, de 0,30 euros brutos por acción, el doble que en el ejercicio anterior. El dividendo representa una rentabilidad del 2,1% sobre el precio medio de cotización en 2006. El próximo 10 de de julio, se abonará el complementario, por importe de 0,10 euros por acción.

Según Abasolo, pese a que en 2006, el precio de la acción de Tubos Reunidos se revalorizó un 90%, "casi el triple" en el Ibex 35, "tiene todavía un importante recorrido" en 2007, "avalado por los datos fundamentales de la compañía". En este sentido, recordó la previsión de incremento de resultados hasta junio de 2007, un PER inferior a 12,5, una capitalización 7,5 veces el Ebitda, un "importante margen" para el crecimiento del dividendo, tanto por el aumento del 'pay out' como del beneficio, y una situación financiera "envidiable".

También aseguró que, con el objetivo de "mejorar aún más si cabe" la liquidez de los títulos, no se descarta someter "en su momento" a la Junta General, la aprobación de un nuevo 'split' del nominal de las acciones. El número de accionistas de la sociedad ha pasado de 830 a los 6.500 actuales, con un incremento del 50% en el último año.