Economía/Legal.- El Supremo ordena reabrir el 'caso Tabacalera' tras aceptar los recursos de la Fiscalía y Auge

Actualizado 08/06/2007 15:47:57 CET

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha estimado los recursos de casación presentados por Fiscalía y la asociación Auge contra el archivo del 'caso Tabacalera', decretado en noviembre de 2005 por la Audiencia Provincial de Madrid, que dictó el sobreseimiento del proceso contra el actual presidente de Telefónica, César Alierta, por un presunto delito de uso de información privilegiada, según informó hoy el Alto Tribunal.

La sentencia dictada por la Sala de lo Penal del Alto Tribunal anula el auto de archivo dictado por la Audiencia Provincial al entender que resolvió "prematuramente" la prescripción del delito. Asimismo, añade que esto ha producido una "profunda inseguridad jurídica" y una "clara lesión" al derecho de tutela judicial efectiva, por lo que cabe plantear el debate del proceso "en el juicio oral", concluye.

El tribunal rechaza así la petición presentada por la la defensa de Alierta de suspender la deliberación. En ella se alegó que el Tribunal Constitucional todavía no ha resuelto el recurso de amparo presentado a finales del pasado mes de mayo contra la decisión del Supremo de aceptar el trámite del recurso de la Fiscalía para reabrir el proceso.

La deliberación, que tuvo lugar el pasado miércoles, estuvo presidida por el magistrado ponente Joaquín Delgado y el resto del tribunal estuvo compuesto por los magistrados Carlos Granados, Miguel Colmenero, José Ramón Soriano y Luis Román Puerta.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid decretó el 4 de noviembre de 2005 el archivo de la causa penal abierta al actual presidente de Telefónica, César Alierta, por supuesto uso de información privilegiada en una operación de compra-venta de acciones de Tabacalera, que generó unas plusvalías de 1,86 millones de euros, porque el delito, de haberse cometido, habría prescrito.

El auto acordaba el sobreseimiento de la causa por haber transcurrido más de cinco años entre la presunta comisión del delito, el 26 de septiembre de 1997, y la presentación de la querella que dio origen a la causa el 22 de noviembre de 2002.