29 de marzo de 2020
 
Actualizado 29/08/2008 16:19:48 CET

Economía/Energía.- Junta de Extremadura autoriza la instalación de 22 parques eólicos con una inversión de 500 millones

Los 10 promotores de los proyectos aprobados comprometen la creación de 1.900 puestos de trabajo estables

MÉRIDA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura autorizó hoy en sesión ordinaria la instalación de 22 parques eólicos en la región promovidos por 10 empresas diferentes, que contarán con una potencia global de 470 megavatios (MW), y que disfrutarán de una inversión directa estimada que superará los 500 millones de euros.

Según informó en rueda de prensa el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, en los diferentes proyectos los promotores han comprometido la creación de 1.900 puestos de trabajo estables, en sectores económicos diversos como los cultivos energéticos, centros asistenciales y turísticos, centros de telemarketing, huertas solares, explotaciones de biomasa, fábricas de cartones y embalajes, empresas de limpieza, granjas cinegéticas, o fábricas de aderezos de aceitunas, entre otros.

Los parques aprobados se corresponden a la convocatoria de 2007 abierta por el Gobierno extremeño, y a la que se habían presentado 98 solicitudes, de las que finalmente la cifra de los que se sometieron a información pública ascendió a 91. De ellos, han sido autorizados 22, que están promovidos por empresas que "en su mayoría" tienen domicilio social en Extremadura, según resaltó Navarro.

Los proyectos afectan a Plasencia y a las mancomunidades integrales de Sierra de Gata, Riberos del Tajo, Las Villuercas-Ibores-Jara, Siberia, La Serena, Llerena-Campiña Sur, Río Bodión y Tentudía.

El consejero, tras resaltar que con la autorización de hoy se da un "paso importante" en la implantación de parques eólicos en Extremadura, recalcó que se trata de iniciativas privadas y reconoció que por esta circunstancia "no está asegurado" que todos los proyectos aprobados lleguen finalmente a ejecutarse, en tanto que según dijo la "experiencia" existente apunta a que "puede haber proyectos que por circunstancias internas de los promotores no lleguen a ejecutarse".

En cualquier caso, recordó que el decreto establece para la ejecución de los proyectos un plazo inicial de dos años, así como una posible prórroga de un año que puede ser solicitada por cada promotor autorizado.

Sobre este respecto, reconoció que "posiblemente dos años no sean suficientes, simplemente por los plazos de entrega que tienen los equipos aerogeneradores, por la gran demanda mundial que hay de ellos y por la complejidad técnica de estos proyectos".

En su intervención, Navarro resaltó también la satisfacción del Ejecutivo autonómico por las autorizaciones, y señaló que los objetivos con los que las iniciativas han sido autorizadas han sido la promoción del desarrollo económico de las zonas de Extremadura con potencial eólico; la preservación de las zonas con mayores valores ambientales; y la contribución a la lucha contra el cambio climático, explicó.

Asimismo, incidió en que para las autorizaciones se han "respetado" con "rigurosidad" los principios de "objetividad, transparencia y aplicación de la ley".

"Se ha mantenido el equilibrio entre desarrollo, creación de empleo y respeto al medio ambiente, basándose en informes científicos y en la objetividad", sentenció el consejero, quien insistió en que el Gobierno autonómico "no ha buscado" aprobar el mayor número posible de parques sino que "las cifras han sido las que han determinado los informes técnicos".

Así, agradeció a los promotores el "esfuerzo, ilusión y trabajo" realizados durante la presentación y tramitación de las iniciativas, y animó a aquellos que no han resultado finalmente autorizados a que "vuelvan a intentarlo" en otra convocatoria que realizará "en los próximos meses".

En dicha nueva regulación, según explicó el consejero, se introducirán novedades como la eliminación del único plazo introducidos en la actual para la presentación de los proyectos, lo que agilizará las iniciativas, dijo. "No se trata de fijar una fecha y que lleguen 90 proyectos a la vez, ya que en la fotovoltaica y termosolar las cosas funcionan muy bien cuando cada empresario presenta su proyecto cuando le parece oportuno y su proyecto se tramita como un expediente independiente de todos los demás", declaró.

INFORME URBANÍSTICO DESFAVORABLE

Por otra parte, respecto a las solicitudes que han recibido un informe urbanístico desfavorable, explicó que en la práctica totalidad de los casos existía una "clara incompatibilidad" entre el uso energético y los usos permitidos en los planeamientos urbanísticos municipales para los emplazamientos elegidos por los promotores.

No obstante, aclaró que los ayuntamientos que así lo decidan podrán tramitar modificaciones puntuales en sus planeamientos para hacer compatible el uso en el futuro, siempre que el informe de impacto ambiental sea favorable, resaltó. Esta posibilidad afectaría a una potencia total de 296 megavatios, que podrían ser autorizados --explicó Navarro-- en el marco de la nueva regulación de los parques eólicos.