Actualizado 06/09/2022 18:37

Sánchez asegura que las medidas de ahorro "no van a ser dramáticas" y que "no habrá escenas apocalípticas"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado - JESÚS HELLÍN/EUROPA PRESS

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes en su comparecencia en el Pleno del Senado que habrá "medidas adicionales" de ahorro energético, pero que "no van a ser dramáticas" dado que "no habrá racionamientos ni escenas apocalípticas" como las que, en su opinión, describe la derecha, por lo que ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a la ciudadanía.

"Podemos cambiar algunos hábitos de vida para defender nuestro modelo de vida. Las vamos a presentar en detalle muy pronto", ha agregado Sánchez acerca de esas medidas adicionales de ahorro.

En su intervención en la Cámara Alta, enmarcada en el debate monográfico sobre la crisis energética y el contexto económico, Sánchez ha asegurado que el escenario para este invierno es incierto. "No sabemos qué va a pasar. No lo sabe el Gobierno de España, ni el de Alemania (...) no podemos despejar esa incógnita", ha aseverado.

"No podemos leer la mente de un personaje (en referencia al presidente ruso, Vladímir Putin) que después de una pandemia ha empujado a la humanidad a la mayor crisis de estos últimos años. Es probable que Putin tampoco sepa cuáles son los siguientes pasos que va a dar, por lo que en Europa nos estamos preparando para lo peor, que es un corte total del gas", ha agregado.

Ante ello, el líder del Ejecutivo ha señalado que España ha apostado por la diversificación de sus proveedores de gas, el impulso de las energías renovables y por aplicar medidas para reducir el consumo energético.

Además, ha hecho hincapié en que desde el Gobierno se aboga por la "solidaridad" con el resto de los "hermanos europeos" para ayudarlos en su "lucha contra el frío, contra la desaceleración económica y por la libertad y la democracia en Ucrania".

"España no pertenece a la UE solamente para demandar ayuda (...). Recordemos cómo nos ayudó Europa durante la pandemia. Somos europeos y estamos en Europa también para ayudar a nuestros hermanos europeos", ha insistido.

En esa línea, ha destacado que en la primera quincena de agosto España ha exportado al resto de la UE unos 2.400 gigavatios hora (GWh) de gas en forma de electricidad, equivalente, según sus cálculos, al consumo de una comunidad autónoma como Cantabria durante seis meses.

Así, ha señalado que esa apuesta por la solidaridad con el resto de socios europeos es un planteamiento "estratégico", dado que el futuro de sus economías puede afectar también a la de España.

Sobre ello, ha ahondado en que la crisis de suministro energético puede afectar a España de dos formas distintas, por un lado reduciendo el crecimiento económico mediante un "efecto contagio" y por el otro obligando a implementar medidas de ahorro y de eficiencia energética adicionales por el corte del suministro de gas a la UE.

DEFENSA DEL MIDCAT

En su alocución, el presidente también se ha referido al proyecto del MidCat, el gasoducto entre España y Francia a través de los Pirineos que ha rechazado el Gobierno galo y sobre el que Bruselas ha evitado manifestar su apoyo.

"No vamos a cejar en nuestra demanda de impulsar las interconexiones entre la Península Ibérica y el resto del continente. Porque no estamos hablando de una cuestión bilateral entre la Península Ibérica y Francia, estamos hablando de cómo reforzar las alternativas de suministro energético al conjunto de la UE y de cómo podemos poner a disposición de la UE ese 30% de capacidad de regasificación (que tiene España)", ha defendido el presidente.

'TOPE AL GAS' E IMPUESTO A LAS ELÉCTRICAS

Sánchez también ha defendido la aprobación de la denominada 'excepción ibérica' para disociar el precio del gas del mercado mayorista de electricidad que contó con el apoyo de la Comisión Europea y que está en vigor desde el pasado 15 de junio.

Así, ha incidido en que la "práctica totalidad" de los Estados miembro de la UE reconocen la necesidad de "reformar de manera urgente" el mercado europeo de la electricidad.

En ese contexto, ha reiterado que la medida del 'tope al gas' ha supuesto un ahorro de 2.000 millones de euros para las familias y la industria y también que desde su puesta en marcha está conteniendo la subida de las facturas un 15%.

Al tiempo, ha criticado que desde la oposición se haya denominado a la medida como el 'timo ibérico'. "Dejen de llamar 'timo ibérico' a lo que es una gran defensa de la clase trabajadora", ha subrayado.

Además, ha puesto en valor la medida de gravar los supuestos beneficios extraordinarios que las grandes empresas eléctricas obtienen debido a la situación energética actual.

"Fuimos el primer Estado miembro en defender, en poner en marcha, medidas de minoración del precio del gas para cortar los beneficios extraordinarios que estaban obteniendo las grandes empresas eléctricas. Se nos dijo por parte de la oposición que esto era una medida 'chavista', 'socialcomunista'. Hoy, la quieren adoptar, si no la han adoptado ya, muchos gobiernos conservadores", ha resaltado.

"Este Gobierno, y yo tampoco, no tiene ninguna animadversión por la banca ni por las grandes empresas eléctricas", una aseveración de Sánchez que generó cierto revuelo en la Cámara. "Ustedes se dan muy por aludidos cuando hablamos de las grandes empresas...", agregó tras ello.

RESPUESTA A MACRON SOBRE "EL FIN DE LA ERA DE LA ABUNDANCIA"

Sánchez también hizo alusión a unas palabras recientes del presidente francés, Emmanuel Macron, en las que vaticinaba el "fin de la abundancia" como consecuencia de la crisis energética en Europa, las interrupciones en la cadena de suministros y el impacto de la sequía prolongada que azota el continente europeo.

"Comprendo la intencionalidad de esa afirmación, que no es otra sino invitar al fin del derroche. Pero no comparto ese criterio si se quiere pronosticar que Europa ha tocado techo en su progreso", ha remarcado.

CRECIMIENTO DEL PIB

El presidente también ha defendido que, a pesar de la situación actual, las previsiones de las principales instituciones económicas internacionales, como el FMI y la OCDE, y de otras nacionales, como el Banco de España, auguraban un crecimiento de la economía española.

En ese sentido, ha destacado que las predicciones que manejan desde el Gobierno apuntan a un crecimiento del PIB del 4% en 2022 y del 2% para 2023, "menos de lo esperado y de lo que nos gustaría, pero superiores a las del resto de países del entorno y más del doble que grandes países como Alemania o Francia".

Sánchez ha remarcado que actualmente en España hay más personas trabajando que en ningún momento de la historia del país, y que el número de trabajadores con contrato indefinido ha aumentado en dos millones en términos anuales, con los temporales por debajo del 20%. Por último, ha pronosticado que la creación de empleo seguirá en 2023.

696556.1.260.149.20220906164907
Vídeo de la noticia
Contador