Actualizado 10/03/2007 17:28 CET

El segundo cable eléctrico con Marruecos duplicará la capacidad de interconexión

TARIFA (CÁDIZ), 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos; su homólogo marroquí, responsable de Energía y Minas, Mohamed Boutaleb, y el presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, inauguraron en Tarifa (Cádiz) el segundo cable de la interconexión eléctrica entre España y el país vecino, un nuevo "puente simbólico" entre ambos países, a juicio de Clos, que duplicará la capacidad de conexión.

En declaraciones a los periodistas tras inaugurar junto a ambos ministros la terminal tarifeña de donde sale la línea aérea y pasa a cable subterráneo, Atienza recordó que la primera interconexión entre ambos países data de 1997 y supuso un "refuerzo de la cooperación", al conectar los sistemas eléctricos entre Europa y el norte de África.

Con el segundo cable, que ya se puso en servicio en junio del pasado año pero que ahora comienza a desarrollar "plenamente" su capacidad, se contribuye a mejorar la seguridad y la fiabilidad del suministro de ambos sistemas eléctricos.

El presidente de REE explicó que la energía eléctrica, en la actualidad, el principal producto que España vende a Marruecos y, en concreto el pasado año, se exportaron más de dos millones de megavatios a la hora y se importaron 28.179. De hecho, manifestó, en estos días se está cubriendo entre un 15 y un 20 por ciento de la demanda eléctrica del país vecino.

Los responsables ministeriales de ambos países coincidieron en señalar que la interconexión eléctrica es una "herramienta" de cooperación internacional y de promoción comercial que, además, aporta "seguridad" gracias a las ventajas que ofrece la interconexión entre sistemas.

De hecho, Clos, que abrió el segundo circuito de la interconexión, aseguró que su importancia reside en que es la única entre dos continentes y contribuye a cerrar el "anillo eléctrico" del Mediterráneo, al tiempo que "refuerza" la estabilidad y el apoyo mutuo de los sistemas eléctricos de los países integrados en él.

A juicio del ministro español, con el segundo cable "todo el mundo gana", ya que, por parte de España "incrementamos la seguridad eléctrica" y por el lado marroquí "se mejora cualitativamente la red de suministro". Así las cosas, consideró que el acto de hoy en Tarifa --que continuó con la inauguración de la exposición 'Conservar para vivir mejor'-- es un "aperitivo" de la Cumbre Hispano-Marroquí en la capital alauita a la que asiste el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En esta línea, Boutaleb manifestó que el segundo cable es un "buen ejemplo" de relación bilateral "reconocida a nivel internacional" y que la conexión "mejora la amistad" entre España y Marruecos, además de suponer para este último país "desarrollo económico y social".

COMERCIALIZACIÓN DE LA FIBRA ÓPTICA DE LA INTERCONEXIÓN

Joan Clos anunció que junto a los cables eléctricos de la segunda interconexión, y al igual que ocurriera en el primer proyecto, se han instalado dos nuevos cables de fibra óptica necesarios para las comunicaciones de los sistemas eléctricos de España y Marruecos.

Para aprovechar la capacidad excedentaria de los cables de fibra óptica, REE y l'Office National d'Electricité (ONE) --cuyo presidente, Younes Maamar, inauguró, paralelamente al acto de Tarifa, la estación terminal de Fardioua (Marruecos-- firmaron el pasado enero un acuerdo para establecer los criterios que regularán la relación entre ambas compañías para la comercialización de fibra óptica oscura entre las estaciones terminales de 400 kilovatios de Tarifa y Fardioua, destinada a operadores de telecomunicaciones.

La interconexión España-Marruecos cuenta con capacidad de fibra óptica suficiente como para garantizar las comunicaciones entre los dos continentes. El acuerdo tiene una vigencia de 15 años prorrogables por otros cinco.