1 de junio de 2020
 
Publicado 22/05/2020 18:27:04 +02:00CET

Axa IM ve probable que el BCE aumente su programa de compras de emergencia para no agotarlo antes de verano

Monedas, moneda, billete, billetes,euro ,euros, capital, efectivo, metálico, riqueza
Monedas, moneda, billete, billetes,euro ,euros, capital, efectivo, metálico, riqueza - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La gestora Axa Investment Managers considera probable que el Banco Central Europeo (BCE) se vea obligado a incrementar la cuantía de su programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) en su próxima reunión de política monetaria para no agotar dicha herramienta, que tendrá que durar como mínimo hasta fin de año.

"El PEPP del BCE parecía enorme cuando se anunció. Ahora nos preocupa que el ritmo de compras puede hacer que la partida de 750.000 millones de euros se agote al final del verano", ha asegurado el economista jefe de la gestora, Gilles Moëc.

"Las dudas sobre la capacidad que tiene el BCE de romper con sus propios límites autoimpuestos, exacerbadas tras el reciente fallo del Constitucional alemán, incentivan la venta de bonos de algunos de los países más frágiles, lo que termina obligando a la autoridad monetaria a acelerar sus compras diarias. Al ritmo actual, el BCE habrá agotado la totalidad del plan PEPP para finales del verano, mucho antes de lo esperado", ha agregado.

El programa PEPP, según explicó el BCE cuando lo anunció el pasado mes de marzo, durará hasta que el Consejo de Gobierno del instituto emisor considere que la "fase de crisis" del Covid-19 ha pasado y, como mínimo, hasta finales de 2020.

La cantidad invertida a través del programa PEPP desde que entrase en funcionamiento el pasado 26 de marzo alcanza ya los 181.786 millones de euros, después de que en los pocos días de marzo en que estuvo en vigor el BCE emplease 15.444 millones de euros, mientras que en abril invirtió 103.366 millones.

"Creemos que lo preferible sería que el BCE anunciara una extensión del programa en su reunión del 4 de junio. Por un lado se podría ver como una provocación, después del fallo del Constitucional alemán y sin que haya dado tiempo a una respuesta. Pero al mismo tiempo, el mercado podría interpretar la falta de anuncios como un indicio de poca resolución por parte del BCE, lo que de nuevo podría acelerar las ventas de bonos de los países más frágiles", ha apostillado Moëc.

Contador

Para leer más