Actualizado 18/11/2020 10:57 CET

Banco de España no ve muy prudente que las entidades hayan relajado las provisiones en el tercer trimestre

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, en XXVII Encuentro del Sector Financiero
La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, en XXVII Encuentro del Sector Financiero - EUROPA PRESS

Delgado llama la atención a la banca y dice que la baja cotización se debe a la falta de rentabilidad, no al veto a los dividendos

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, no ve muy prudente que las entidades financieras hayan relajado "considerablemente" el importe de las dotaciones del tercer trimestre de 2020, dadas las circunstancias actuales.

Así lo ha puesto de manifiesto Delgado durante su intervención en el segundo día del XXVII Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte, ABC y Sociedad de Tasación.

No obstante, ha resaltado las provisiones por deterioro dotadas hasta junio, que en gran medida anticipan las pérdidas futuras por insolvencias respecto a la medición y gestión proactiva del riesgo.

En esta línea, ha llamado a la banca a analizar las situaciones de un modo individual, diferenciando entre efectos transitorios y más permanentes, y ha pedido evitar reclasificaciones automáticas que deriven en un comportamiento excesivamente procíclico.

"Por encima de todo, las entidades deben ser prudentes, evaluando las necesidades de provisiones con arreglo a escenarios plausibles y conservadores para los próximos ejercicios", ha subrayado la subgobernadora del Banco de España.

LA BAJA COTIZACIÓN ES POR FALTA DE RENTABILIDAD, NO DE DIVIDENDOS

En otro orden de cosas, Delgado ha llamado la atención a la banca y ha asegurado que la diferencia entre el valor en libros y la capitalización se debe al problema de la rentabilidad y no al veto transitorio en el reparto de dividendos.

"Respecto al eventual efecto que la limitación de dividendos pueda estar teniendo sobre la valoración del sector respecto a otras jurisdicciones, creo que la baja rentabilidad de la banca en Europa explica en gran medida esta evolución divergente", ha subrayado.

Delgado ha respondido así a las declaraciones de diversos banqueros y asociaciones que aseguran que la recomendación sobre limitación de dividendos estaría lastrando la cotización y perjudicando al accionista, a la vez que estaría produciendo un efecto estigma sobre el sector en su conjunto.

Tal y como ha relatado, la relación entre el valor en libros y el precio de cotización del sector financiero muestra una clara distancia entre Europa y EEUU desde hace ya tiempo.

En esta línea, ha afirmado que la diferencia es muy anterior a la limitación de dividendos, aunque también ha reconocido que el sector se ha comportado mejor en EEUU desde que la limitación en la zona del euro está vigente.

"Los supervisores no somos indiferentes a los argumentos del sector, pero consideramos que hay otra serie de circunstancias a contemplar", ha indicado.

Delgado ha explicado que esta medida busca una mayor acumulación de capital para la absorción de potenciales pérdidas en un contexto de fuerte incertidumbre y ha recordado que la generación orgánica de reservas, junto con potenciales desinversiones y venta de líneas de negocio, es la vía más evidente de refuerzo del capital.

"Permítanme que enfatice que la incertidumbre nos obliga a ser cautos. Nuestra labor como supervisores nos exige actuar con prudencia, tratando de asegurar que el sistema está preparado por lo que pueda ocurrir", ha apostillado.

¿LA CONSOLIDACIÓN BANCARIA COMO VÍA PARA MEJORAR LA RENTABILIDAD?

La subgobernadora del Banco de España cree que en un entorno como el actual la reducción de costes producida por las potenciales ganancias de eficiencia es una palanca "clara" para mejorar la rentabilidad.

Asimismo, ha asegurado que las ganancias de costes se producen fundamentalmente en operaciones nacionales, lo que explicaría en gran medida la falta de interés por acometer operaciones entre países de la zona del euro, con independencia de otras consideraciones como la necesidad de completar la Unión Bancaria.

COMPETENCIA "MODERADA" INCLUSO CON LAS FUSIONES ANUNCIADAS

Por otro lado, Delgado es consciente de que las fusiones han planteado el debate respecto al grado de competencia en el sector, aunque ha afirmado que incluso considerando las operaciones corporativas que han sido anunciadas, como la fusión de CaixaBank-Bankia, el índice seguiría en un nivel considerado como "moderado".

Además, en su opinión, la baja rentabilidad del sector y la dificultad de lograr mejoras vía aumento de precios y comisiones son indicativos de una elevada competencia. "Bajo nuestro punto de vista existiría todavía cierto margen", ha precisado.

En todo caso, ha admitido que corresponde a otras autoridades determinar si una mayor consolidación puede tener efectos negativos respecto a la competencia.

Contador