Publicado 20/10/2021 20:04CET

Banco de España señala que el nuevo test de estrés climático a la banca europea será "cualitativo"

Archivo - La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, durante su intervención en un desayuno informativo sobre 'La Unión Bancaria Europea' organizado por el Club de Diálogos para la Democracia, en Madrid (España), a 14 de enero de 2020.
Archivo - La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, durante su intervención en un desayuno informativo sobre 'La Unión Bancaria Europea' organizado por el Club de Diálogos para la Democracia, en Madrid (España), a 14 de enero de 2020. - Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España publicará en las próximas semanas un test de estrés del sistema bancario sobre el impacto de los riesgos físicos hasta 2050, al tiempo que ha anunciado que se realizará en 2022 un nuevo test de estrés climático al sistema bancario europeo, aunque de tipo "cualitativo".

Así lo ha indicado la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, durante su intervención durante las Jornadas de Sostenibilidad 2021 organizadas por el Grupo Red Eléctrica.

Sobre el primer test de estrés, que se publicará próximamente, Delgado ha señalado que estos riesgos "sí que tienen un impacto", aunque no serían "drámaticos" ni para la rentabilidad bancaria ni para el PIB del país.

Sobre el segundo test de estrés que se realizará en el sistema bancario europeo, Delgado ha indicado que se realizará de manera conjunta entre el Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades nacionales. Sin embargo, ha afirmado que en este test "no se va a solicitar capital, no se va a exigir a los bancos que pongan un poco más de capital si están más expuestos a la potencial evolución negativa de los riesgos climáticos".

En cambio, la subgobernadora ha explicado que se va a realizar "algún tipo de recomendación cualitativa" y el objetivo será "comprobar qué capacidad tienen los bancos para medir estos riesgos, de qué manera están internalizando en su gobernanza esta medición y, dentro de su estrategia, en el medio y en el largo plazo, qué datos nos faltan y cuáles son las vulnerabilidades de los bancos y qué podemos aprender todos, incluidos los supervisores".

La previsión es que los resultados de este test de estrés se conozcan en el verano de 2022, según lo adelantado por la subgobernadora.

IMPORTANCIA DE LOS DATOS

Sobre la importancia de los datos, tanto el Banco de España como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han reclamado a las empresas más datos e información "cualitativa" en los informes no financieros, que las compañías con más de 250 trabajadores tienen obligación de presentar desde el próximo mes de enero.

En concreto, la vicepresidenta de la CNMV, Monserrat Martínez, ha señalado la necesidad de que la información sea "fiable", con el objetivo de que los inversores "puedan tener en cuenta esa realidad e incorporarla, por tanto, en sus decisiones de inversión".

"El principal problema que podemos tener, o el principal riesgo que tenemos, es que tuviéramos casos de 'greenwashing' o de que la información no fuera fiable", ha afirmado Martínez. "En los mercados de inversión, la confianza lo es todo", ha añadido.

Sin embargo, ha manifestado que la valoración general que realiza la CNMV de la información aportada por las empresas es "positiva". "Hay una mejora y una progresión encomiable en lo que es el 'reporting' de información".

Sin embargo, ha destacado varios elementos, como la necesidad de que la información sea "más cuantitativa", detallando con datos los reportes cualitativos que realizan las empresas, al tiempo que se explican las metodologías empleadas para obtener las cifras contenidas en los informes.

Además, ha apuntado la importancia de que la información aportada sea completa, comparable, confiable y comprensible para los inversores, sobre todo los minoristas.

Por su parte, la subgobernadora del Banco de España ha indicado también la necesidad de datos para poder analizar de qué forma los riesgos pueden impactar en la economía, en las empresas y, en último término, en la sociedad, incluyendo los climáticos o sociales.

Para ello, Delgado ha destacado la importancia de contar con datos tanto de bancos como de compañías, entre ellas, pequeñas y medianas empresas, que "tendrían que ser capaces de aportar datos o algún tipo de certificado energético o de algún tipo de consultoría energética para que esa huella de carbono quede recogida en los balances bancarios".

Por su parte, la consejera independiente coordinadora del Grupo Red Eléctrica, Carmen Gómez de Barreda, ha afirmado que las empresas se enfrentan al reto de que los datos pueden llevar a la "comparabilidad" con otras compañías. "Pone un punto de tensión en los consejos de administración, porque ya no solo se va a reportar, sino que en base a esos datos me van a comparar con otros".

"El foco no es el dato, el foco es para qué queremos el dato y conectarlo con la estrategia de la compañía", ha afirmado Gómez de Barreda.