Blesa sale de la cárcel de Soto del Real 15 días después de su segundo ingreso

189795.1.644.368.20130620203122
Vídeo de la noticia
Actualizado 20/06/2013 22:31:22 CET

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha abandonado a las 20.24 horas de esta tarde la cárcel de Soto del Real (Madrid) tras haber permanecido preso durante 15 días por la compra del City National Bank de Florida en 2008 y después de que la Fiscalía solicitara esta misma mañana al juez su inmediata puesta en libertad.

El exbanquero ha salido del centro penitenciario acompañado por su abogado, Carlos Aguilar, que ha llegado a la prisión pasadas las 16.30 horas de la tarde con el auto y mandamiento de libertad.

La cárcel puede recibir la orden de libertad del juez por fax, por correo electrónico o por medio de un agente judicial del Juzgado más cercano, que lo entrega en mano en el centro penitenciario como ha sido en este caso. Cuando es por fax o por correo electrónico, la prisión también recibe el aviso desde el juzgado de que se va a remitir el documento. A partir de ahí la prisión tiene la obligación de informar al preso de su nueva situación.

Asimismo el interno tiene derecho a realizar una llamada a los efectos de que le vayan a buscar a la cárcel y de recoger sus pertenencias después de firmar su libertad.

A las puertas de la prisión el letrado ha manifestado a los medios de comunicación congregados en el lugar que estaba parcialmente satisfecho con la puesta en libertad de su cliente ya que ha permanecido varias semanas de manera "injusta" en prisión y esta circunstancia es difícilmente reparable. Todavía no ha decidido si adoptará medidas contra el instructor del caso.

La decisión se produce después de que la Audiencia Provincial de Madrid anulara este miércoles las actuaciones derivadas de la investigación sobre el préstamo de 26,6 millones de euros concedido al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán cuando era consejero de la entidad.

Entre ellas, ha quedado así anulada la resolución por la que se le impuso una fianza de 2,5 millones para poder eludir la cárcel la primera ocasión en la que se acordó su ingreso. Entonces, Blesa pagó la caución en menos de 24 horas y salió a la calle el pasado 17 de mayo, una fianza que tiene derecho a recuperar, según las fuentes consultadas.

Aunque Blesa se encuentra en prisión desde el pasado 5 de junio en relación con una pieza separada de esta causa -por la venta del City National Bank de Florida-, tanto la Fiscalía como su defensa solicitaron esta mañana su excarcelación al considerar que era obligada tras la nulidad de la pieza principal.

MANOS LIMPIAS LLEGARÁ HASTA EL SUPREMO

La Audiencia de Madrid anuló este procedimiento por considerar que el juez Elpidio José Silva, que rechazó inicialmente la querella que originó las actuaciones, lo había reabierto meses después sin un soporte probatorio suficiente. El auto añadía que se atentó además contra el derecho a la intimidad y al secreto de comunicaciones tanto de Blesa como de Díaz Ferrán al ordenar tener acceso al contenido de sus correos electrónicos.

En el escrito presentado por el Ministerio Público ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid se solicitaba la puesta en libertad por la "falta de validez de los nuevos elementos probatorios" invocados por el juez Silva para justificar el ingreso en prisión de Blesa y por la "falta de legitimación" de Manos Limpias que ejerce la acusación y solicitó la medida cautelar de la prisión provisional.

El sindicato Manos Limpias, que ha ejercido la acusación en el 'caso Blesa', ha adelantado que plantea llegar hasta el Tribunal Supremo para que se reabra la investigación contra "una pareja --en referencia a Blesa y Gerardo Díaz Ferrán-- que se ha llevado por delante tres líneas aéreas, un baluarte del turismo español y la cuarta entidad financiera" del país.

El juez Silva acordó en noviembre pasado reabrir las actuaciones que se incoaron después de que Manos Limpias presentara una querella contra Blesa y Díaz Ferrán que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazó acumular a la causa abierta por la fusión y salida a Bolsa de Bankia. Imputa a ambos delitos societarios y falsedad documental.

Manos Limpias acusa al que fuera presidente de Caja Madrid de conceder un crédito doloso por importe de 26,6 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como "garantía un 'holding' empresarial que se encontraba en quiebra".

El juez Fernando Andreu rechazó la admisión a trámite de este asunto argumentado que el sindicato presentaba los hechos que serían objeto de investigación "de una forma muy genérica y sin ninguna concreción", pretendiendo la ampliación del procedimiento "a cuestiones que no le son conexas, ni objetiva ni subjetivamente".