CaixaBank Research atribuye el crecimiento del crédito al consumo a una normalización y no a un exceso

CaixaBank's logo is seen at the company's headquarters in Barcelona, Spain, Apri
REUTERS / ALBERT GEA - Archivo
Publicado 12/10/2018 11:14:37CET

Advierte de que habrá que vigilar que continúe siendo así

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fuerte crecimiento del crédito al consumo experimentado en los últimos meses en España responde más a una normalización de la demanda que a un exceso, según pone de manifiesto CaixaBank Research en el informe mensual que elabora junto con BPI Research.

El incremento del crédito al consumo en un 40% entre 2014 y junio de 2018 ha supuesto un foco de preocupación respecto al posible riesgo para la estabilidad financiera. En su último Informe de Estabilidad Financiera, el Banco de España alertó de la necesidad de vigilar su evolución para asegurar que la exposición de los bancos españoles a este segmento de crédito se mantiene "en cotas razonables".

Según CaixaBank Research, parte del crecimiento se explica por los bajos niveles de partida, ya que se contrajo alrededor de un 50% durante la crisis financiera. Además, el 75% del avance del crédito al consumo corresponde al consumo de bienes duraderos (muebles, equipamientos para el hogar, vehículos, etc.), caracterizado por ser "especialmente sensible" al ciclo económico.

Así, la entidad señala que este mayor dinamismo responde a una demanda que, tras mantenerse contenida a lo largo de la crisis, está aflorando por las mejores perspectivas económicas, la creación de empleo y las buenas condiciones de financiación para las familias.

"Hemos alargado más de lo habitual la vida útil de nuestros coches y frigoríficos durante la crisis y ahora, con una recuperación afianzada, estamos renovándolos", ha explicado CaixaBank Research en su informe, por lo que apunta que el "vigoroso ritmo de crecimiento" que actualmente se observa tiene un fuerte componente cíclico y, por tanto, temporal, y "tenderá a desacelerarse hacia tasas más equilibradas cuando esta demanda embalsada se haya materializado".

Frente a si este aumento puede suponer un riesgo para la banca, los expertos de CaixaBank aseguran que, por ahora, la exposición de la banca española a este segmento sigue siendo acotada, con un peso pequeño respecto a la cartera crediticia, a la vez que la calidad de este segmento "ha mejorado".

En concreto, en España y con datos del primer trimestre de 2018 el crédito al consumo suponía un 6,6% del total de crédito al sector privado, lo que sitúa al país ligeramente por encima de la media de la Eurozona (6,3%).

Sin embargo, la entidad ha respaldado al Banco de España en su advertencia sobre la necesidad de vigilar la evolución del crédito. "Por ahora, el fuerte tirón del crédito al consumo para tener más que ver con una normalización que con un exceso. Como alerta el supervisor, será importante procurar que siga siendo así", ha apostillado.