El Consejo del BCE forjó un "amplio acuerdo" para aplicar nuevos estímulos si fuera necesario

Publicado 11/07/2019 19:27:55CET
BCE
BCEPIXABAY

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) alcanzaron un "amplio acuerdo" en su reunión del pasado mes de junio para añadir un mayor grado de relajación a la política monetaria de la zona euro mediante el ajuste de las distintas herramientas a disposición de la entidad, incluyendo la reanudación de las compras de activos y bajadas de los tipos de interés.

"Hubo un amplio acuerdo en que, a la luz de la creciente incertidumbre, que probablemente se extendería aún más en el futuro, el Consejo de Gobierno necesitaba estar listo y preparado para facilitar la orientación de la política monetaria ajustando todos sus instrumentos, según proceda, para lograr su objetivo de estabilidad de precios", recogen las actas de la reunión celebrada en Vilna (Lituania) el pasado 6 de junio.

Entre las medidas a considerar por los banqueros centrales se incluyeron la posibilidad de ampliar y fortalecer aún más la orientación a futuro del BCE, así como reanudar las compras netas de activos y rebajar los tipos de interés.

La crónica de la reunión, que sirvió de estreno al irlandés Philip Lane como nuevo economista jefe del BCE, deja clara la necesidad expresada por este de "actualizar" la postura de la política monetaria de la institución para que pueda proporcionar el grado necesario de acomodamiento a la economía y devolver la inflación a niveles sostenibles con el objetivo a medio plazo de la institución, ligeramente por debajo del 2%.

De este modo, a propuesta del irlandés, los consejeros del BCE expresaron un amplio acuerdo sobre la oportunidad de ajustar el componente temporal de la orientación a futuro de la institución, retrasando a "mediados de 2020" cualquier variación de los actuales tipos de interés, además de reiterar la disposición de la entidad a reinvertir los pagos principales de la deuda que venza bajo el programa de compra de activos por un periodo de tiempo prologando después de que empiecen a subir los tipos de interés.

Asimismo, Lane contó con un amplio respaldo del Consejo en su propuesta de fijar el tipo de interés de la nueva ronda de subastas de liquidez TLTRO III en un nivel 10 puntos básicos por encima del tipo medio aplicado a las operaciones principales de financiación del Eurosistema.

Por otro lado, el banquero irlandés también contó con un amplio apoyo del resto de miembros del Consejo de Gobierno en su evaluación positiva sobre la contribución de los tipos de interés negativos a la política monetaria del BCE, aunque en la reunión se apuntó la necesidad de abordar mediante políticas macroprudenciales adecuadas cualquier posible efecto colateral de los bajos tipos de interés.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió el pasado 6 de junio mantener el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%.

Dos semanas después de la reunión de política monetaria en Vilna, el presidente del BCE, Mario Draghi, se expresó con aún mayor rotundidad durante el simposio organizado por la institución en la localidad portuguesa de Sintra, donde el banquero italiano dejó claro que la institución "no tiene tabúes" para abordar las medidas no convencionales a su disposición.

En este sentido, Draghi añadió que, en caso de que no mejoren las perspectivas, "serán necesarios estímulos adicionales", incluyendo entre las alternativas sobre la mesa una rebaja de los tipos de interés y la reactivación de las compras de deuda, lo que ha provocado fuertes descensos en las rentabilidades exigidas a los bonos de la zona euro.

Contador

Para leer más