La demanda de liquidez al BCE marca mínimos desde agosto de 2018

Publicado 16/07/2019 17:42:55CET
Economía.- Las TLTRO del BCE provocaron una expansión del crédito tanto en bancos participantes como no participantes
Economía.- Las TLTRO del BCE provocaron una expansión del crédito tanto en bancos participantes como no participantesREUTERS - Archivo

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Banco Central Europeo (BCE) ha adjudicado este martes un total de 2.891,6 millones de euros a un tipo fijo del 0% en la subasta semanal de liquidez celebrada por la institución, lo que supone la cifra más baja inyectada a través de este mecanismo desde agosto de 2018 en un contexto marcado por la expectativa de nuevas medidas de estímulo del banco central.

La liquidez adjudicada por el BCE a un total de 29 bancos de la zona euro supone un descenso del 1,2% respecto de los 2.927,1 millones inyectados la semana pasada.

De hecho, la liquidez adjudicada en la última operación del BCE representa prácticamente la mitad que la media semanal de 5.854 millones en lo que va de año.

A partir del próximo mes de septiembre y hasta marzo de 2021, el BCE celebrará trimestralmente sus nuevas operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO III) en las que los bancos participantes podrían alcanzar una rentabilidad de hasta el 0,3%.

Estas subastas, tal y como se anunció en marzo, tendrán un plazo de vencimiento de dos años y un tipo de interés estándar para cada operación de 10 puntos básicos por encima del tipo de interés medio aplicado en el Eurosistema para las operaciones principales de refinanciación.

Actualmente, la autoridad monetaria tiene fijada esta tasa en el 0%, por lo que los bancos tendrían que pagar un 0,10% por la liquidez que pidan prestada al BCE.

No obstante, para aquellos bancos cuyo volumen de préstamos supere un valor de referencia, el interés aplicado a cada ronda de TLTRO III será más bajo. Como máximo, podrán financiarse a un tipo de interés que esté 10 puntos básicos por encima del tipo de interés medio aplicado en el Eurosistema para la facilidad de depósito. Actualmente, el BCE tiene fijada esa tasa en el -0,40%, por lo que Mario Draghi estaría pagando un 0,3% de interés a los bancos por pedir prestado a Fráncfort.

Para leer más