24 de febrero de 2020
 

La dudosidad inmobiliaria cae al 11,3% y la de la construcción al 17,5% en junio

Publicado 04/10/2018 13:51:38CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La tasa de dudosidad del crédito concedido a las actividades de promoción inmobiliaria se redujo al 11,3% en junio, frente al 21,5% de un año antes, el valor más bajo de la serie, hasta un saldo de 11.405 millones de euros, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

De igual forma, la tasa de dudosidad del sector de la construcción cayó más de diez puntos en un año, hasta situarse en el 17,5% al cierre del pasado mes de junio, con lo que su saldo se redujo hasta 5.104 millones de euros, a pesar de que este índice "se mantiene aún en niveles relativamente elevados", ha advertido la AHE.

La mejora reflejada en estas dos medidas se explica fundamentalmente por el compromiso de las entidades financieras para reducir el peso de la herencia inmobiliaria en sus balances, que "está dando sus frutos", ha indicado la asociación.

"El favorable comportamiento de los fundamentos macroeconómicos, sumado a la intensa activad llevada a cabo por las entidades financieras en cuanto a la reestructuración y desinversión de sus carteras problemáticas, sugiere que nos encontramos ante una nueva fase, donde la consolidación del crecimiento y la recuperación parece cada vez más evidente", ha explicado la Asociación Hipotecaria Española.

Según sus previsiones, las mejoras de los ratios de capital y rentabilidad de las entidades conforme reduzcan la exposición a este tipo de activos improductivos les permitirá aumentar la oferta financiera.

"Es de esperar que, al menos en el horizonte temporal del medio plazo, la actividad crediticia continúe estimulándose y sigamos asistiendo a un saneamiento del sistema financiero", ha indicado la AHE, quien recuerda que la agencia de rating DBRS informó recientemente de que las entidades de depósito españolas habían reducido el peso de los adjudicados desde los 83.000 millones en 2011 hasta los 16.900 millones al cierre de junio, a la vez que los activos improductivos se redujeron desde los 232.000 millones hasta los 75.000 millones.