Economía/Finanzas.- (Ampl.) Andalucía autoriza la transformación de Cajasol en fundación de carácter especial

Sede De Banca Cívica En Sevilla
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Actualizado 02/04/2013 18:02:30 CET

SEVILLA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Junta ha acordado autorizar la transformación de Cajasol en fundación de carácter especial, de manera que, de acuerdo con el cambio, previsto en la legislación autonómica de cajas de ahorros, esta entidad dejará de ejercer su actividad financiera que centrará su actividad en la obra social y cultural, finalidad a la que destinará el producto de los fondos, participaciones e inversiones que integran su patrimonio.

Esta transformación fue acordada el pasado 21 de diciembre de 2012 por la Asamblea General de Cajasol y cuenta, entre otras prescripciones legales y reglamentarias, con el informe sin observaciones del Banco de España.

Tras su conversión, tal como dispone la normativa, la nueva fundación quedará bajo el protectorado de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, que podrá nombrar un representante en su Patronato.

En este órgano, integrado por un máximo de 20 miembros, deberán estar representados los mismos grupos que figuraban en el gobierno de la caja transformada, y en igual proporción. Los representantes originarios podrán formar parte del primer patronato de la nueva fundación y permanecer en el cargo por el tiempo que les reste hasta la finalización de sus mandatos.

El Monte de Piedad y Caja de Ahorros San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla, Cajasol, se integró en enero de 2011 en el Sistema Institucional de Protección (SIP) constituido por las cajas de ahorros de Navarra, Canarias y Burgos, con Banca Cívica SA como entidad bancaria central. La totalidad del capital social de ésta estaba suscrito por las citadas cajas de ahorros, correspondiendo a Cajasol el 29,1 por ciento del mismo.

Tras la salida a Bolsa de esta última y su posterior absorción por CaixaBank, la participación de la caja andaluza se redujo al 1,22 por ciento. Con ello perdió la autorización para actuar como entidad de crédito e incurrió en el supuesto de transformación en fundación de carácter especial previsto en la normativa vigente.

Según indica Cajasol en una nota remitida a Europa Press, el 28 de diciembre pasado se constituyó formalmente el Patronato de la nueva Fundación, formado por veinte miembros del anterior consejo de administración de la caja, por tanto están representados los mismos grupos que en los órganos de la caja transformada y en la misma proporción. Los patronos permanecerán en el cargo por el tiempo que les restaba para la finalización de sus mandatos en la caja, es decir, en algunos grupos de representación hasta abril de 2015 y el resto hasta abril de 2018.

CONVIVENCIA DE DOS FUNDACIONES

Cajasol recuerda que la Consejería competente para la regulación y control de las cajas de ahorros, en este caso, la Consejería de Hacienda y Administración Pública, tal como dispone la normativa, podrá designar una persona que la represente en el Patronato de esta nueva fundación de carácter especial, como ya ocurría en la caja transformada antes con las comisiones de control y electoral y, posteriormente con la comisión de obra social.

Por tanto, el único trámite pendiente tras la autorización por el Consejo de Gobierno sería la inscripción de la Fundación en el Registro de Fundaciones de Andalucía.

La nueva fundación especial en que se ha transformado, con el acuerdo de este martes, la hasta ahora entidad financiera Cajasol, convivirá con la actualmente existente Fundación Cajasol, que mantiene su personalidad jurídica diferenciada, así como su obra social y cultural.

VALORACIÓN DEL PRESIDENTE PULIDO

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha destacado que la transformación aprobada por el Consejo de Gobierno "refuerza la vinculación al territorio de la fundación especial y la vocación social que ha caracterizado históricamente a las entidades fundadoras".

Paralelamente, Antonio Pulido ha subrayado dos objetivos de la nueva fundación especial, esto es, "de un lado, proteger el patrimonio de la caja y, de otro, y optimizar y rentabilizar al máximo sus recursos, impulsando una obra social adaptada a las necesidades de la sociedad, fundamentalmente a través de las actuaciones que favorezcan la atención a los más necesitados, la igualdad de oportunidades, la mejora de la formación, la competitividad y el impulso del emprendimiento".