Actualizado 02/02/2015 18:34 CET

El banco privado suizo Julius Baer suprimirá alrededor de 200 empleos

ZURICH (SUIZA), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El banco privado suizo Julius Baer ha decidido poner en marcha un programa de eficiencia para recortar el gasto, lo que incluye la supresión de alrededor de 200 puestos de trabajo, con el objetivo de mitigar el impacto que tendrá en sus cuentas la apreciación del franco suizo tras las últimas medidas del banco central.

   La entidad explica que, pese a que la integración de International Wealth Management (IWM) ha mejorado "sustancialmente" la disparidad entre los ingresos y el coste de las divisas, los desequilibrios reales que existen reflejan la necesidad de medidas para mitigar el impacto que la fuerte apreciación del franco de enero de 2015 tendrá en su rentabilidad.

   Por este motivo, Julius Baer ha lanzado un programa de eficiencia para reducir la base de costes en aproximadamente 100 millones de francos suizos (95,2 millones de euros), de los que más de la mitad deberían lograrse este mismo 2015.

   En concreto, prevé reducir los gastos de personal combinando una contratación controlada y una reorganización de recursos, junto con la supresión de alrededor de 200 puestos de trabajo, que se realizará aprovechando salidas naturales de la empresa y recortando plantilla.

   Asimismo, el banco privado suizo apunta que los ahorros previstos en gastos generales se lograrán a través de mejoras en el corto y medio plazo de sus procesos, así como mediante un menor gasto en marketing.

   Julius Baer publicó este lunes sus resultados del ejercicio 2014, en el que obtuvo un beneficio neto de 585,8 millones de francos suizos (557,8 millones de euros), lo que supone un 22,1% más que los 479,8 millones de francos suizos (456,8 millones de euros) que ganó en 2013.

   Por su parte, los ingresos de explotación aumentaron hasta los 2.547 millones de francos suizos (2.425 millones de euros), lo que supone un 16% más que los 2.195 millones de francos suizos (2.090 millones de euros) del año anterior. Por su parte, los activos bajo gestión aumentaron un 14,2%, hasta los 290.600 millones de francos suizos (276.655 millones de euros).