Actualizado 26/06/2009 20:32 CET

Economía/Finanzas.- CiU revela que la banca tendrá hasta siete años para devolver las ayudas del FROB

Afirma que el decreto ley del fondo deja la "última palabra" sobre fusiones de cajas al Banco de España y no a las CC.AA.

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El decreto ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros que regula el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) contempla que las entidades dispondrán de un plazo máximo de siete años para amortizar los diferentes planes de viabilidad para los que requieran su apoyo financiero, frente a los cinco que se preveían inicialmente.

Así lo aseguró en un comunicado el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien se ha congratulado al "comprobar" que el Ministerio de Economía ha incorporado en el decreto gubernamental las propuestas hechas por la federación catalana.

El diputado catalán considera "muy relevante" que se haya "alargado de cinco a siete años" el proceso de amortización de los diferentes planes de viabilidad de las entidades que se vean involucradas en ese procedimiento.

APOYO A FUSIONES

El FROB apoyará financieramente las fusiones de entidades a través de la compra de participaciones preferentes convertibles en acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital social de dinero público. En el caso de las cuotas, podrá superar el 5% del capital de las entidades en situaciones de "especial gravedad".

La emisión de estos activos se considerará "excepcional" y estará sujeta al plan de integración que las entidades sometan a la aprobación del Banco de España junto con el compromiso de recomprar dichos activos "tan pronto como puedan" en los términos comprometidos en el plan de integración.

EL GOBIERNO OFRECIÓ CINCO AÑOS

En la propuesta que el Gobierno remitió el pasado martes a los grupos parlamentarios, a la que tuvo acceso Europa Press, se hablaba inicialmente de un plazo no superior a tres años que podía verse ampliado en otros dos años, previa autorización del Banco de España.

Además, se indicaba que transcurridos cinco años desde el desembolso sin que las participaciones preferentes hubieran sido recompradas por la entidad, el FROB podría solicitar su conversión en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones sociales del emisor. Ahora, este periodo se ha alargado en dos años más.

CIU CELEBRA EL FROB

Sánchez Llibre celebró que el Gobierno haya aprobado esta mañana el Fondo, porque considera que es "un paso más" para dar seguridad a los ahorradores, y se mostró satisfecho porque el Gobierno haya tenido en cuenta sus aportaciones a la hoja de ruta inicial.

La única "pega" que el diputado ha encontrado en su primera lectura del decreto gubernamental es que permite, a su juicio, que el Banco de España pueda invadir las competencias autonómicas "al imposibilitar que la Generalitat catalana tenga la última palabra en las fusiones de las cajas".

"POTESTAD" DEL BANCO DE ESPAÑA

En este sentido, asegura que en el "artículo octavo" del texto aprobado por el Consejo de Ministros se da al Banco de España la "potestad" para autorizar a las cajas a realizar determinadas operaciones de fusión, así como las adquisiciones de participaciones significativas que resulten de la ejecución y de las modificaciones secundarias.

"Nosotros no cuestionamos la intervención del Banco de España, lo que cuestionamos es que la Generalitat no tenga la última palabra en las fusiones", remachó.