Actualizado 03/02/2009 19:40 CET

Economía/Finanzas.- Portugal no indemnizará a los accionistas del nacionalizado BPN cuya deuda asciende a 1.800 millones

LISBOA, 3 Feb. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El Estado portugués no pagará indemnizaciones a los accionistas ni a los administradores del recientemente nacionalizado Banco Portugués de Negocios (BPN), ya que no hay condiciones para efectuar ese pago, anunció hoy el administrador del banco, Norberto Rosa, que anteriormente había anunciado en el Parlamento que las pérdidas de la entidad ascienden a 1.800 millones de euros.

El gestor del banco nacionalizado, que también es administrador de la estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD), que en España opera como Banco Caixa Geral, habló en la Comisión de Investigación del Parlamento luso, en donde comunicó que las pérdidas del BPN ascienden a 1.800 millones de euros, aunque debido al secreto bancario no pudo divulgar cuanto le costará al Estado esa nacionalización.

Después, Norberto Rosa reveló que el Estado no pagará indemnizaciones a los accionistas del BPN porque "es evidente que el banco tiene una situación líquida claramente negativa y por tanto no hay condiciones de dar cualquier indemnización a los antiguos accionistas y tampoco están previstas indemnizaciones a los administradores", matizó.

La nueva administración del BPN, que tomó posesión después de que la entidad fuese nacionalizada, explicó que "había casi dos bancos funcionando en el BPN" en uno "se cumplían todas las reglas" y "había todo un conjunto de operaciones decididas directamente por la administración, sin respetar las reglas de evaluación de riesgo".

Por ello, dijo, "no se puede restringir a una sola persona" la atribución de responsabilidades por las irregularidades que ocurrían en el BPN, concluyó Rosa.