Actualizado 26/06/2014 14:35 CET

Romana dice que Sareb tiene que ser un agente respetado en el mercado

Belén Romana, presidenta de la SAREB
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), Belén Romana, afirma que la institución debe ser un agente respetado en el mercado porque ha de estar trabajando durante 15 años y nació "en una posición de debilidad".

    Durante la inauguración de la tercera edición del foro 'The Most Powerful Women' organizado por la revista 'Fortune', Romana ha manifestado que cuando nació Sareb, en noviembre de 2012, "el mercado no estaba allí", por lo que no existían grandes acuerdos en el mercado inmobiliario.

   En este sentido, ha explicado que cuando un mercado sufre una crisis, como ha ocurrido en el caso español, los primeros que intentan rescatarlo son los 'hedge funds'. "Su objetivo es maximizar su beneficio y el nuestro maximizar el precio", ha dicho la presidenta del llamado 'banco malo', quien apunta que las claves de la sociedad son maximizar el precio, encontrar un precio de mercado y competir, porque cuando se mantienen reuniones bilaterales siempre están en posición de debilidad.

UN AGENTE RESPETADO

   Por ello, ha dicho que la Sareb debe ser un "agente respetado" en el mercado, para lo que tiene que cumplir una serie de condiciones, entre las que figuran entender el mercado, tener procesos propios, hacerlos claros y visibles y ayudar a otros a entender lo que se quiere alcanzar con los activos.

   "Tienes que tener tu propio espacio, porque cuando naces en una situación de debilidad, en una situación difícil en tu país, corres el riesgo de que no se entienda tu mercado", ha indicado, al tiempo que ha dicho que Sareb no ve como antagonista a quienes pretenden cerrar acuerdos con el 'banco malo', sino que los considera socios.

SOLUCIONAR EL PROBLEMA DEL PARO

   En relación a la situación general de España, Romana entiende que uno de los principales problemas que tiene el país y que ha de afrontar es el paro y opina que las personas que en la actualidad se han quedado sin trabajo no forman parte de una generación perdida, ya que se están dedicando a buscar trabajos fuera de España.

   "Hay mucha gente joven en España que se ha ido a trabajar fuera. Desde mi punto de vista, esto no es algo negativo. Ayuda mucho a España, porque ayuda a la sociedad a abrirse. Necesitamos aprender idiomas y viajar más de lo que lo hacemos, necesitamos entender otras culturas", ha señalado.

Para leer más