Actualizado 20/01/2021 17:27 CET

España fue el tercer país que más fondos recibió del BEI en 2020 con 8.454 millones, un 11% del total

Financiación que ha recibido cada país de la Unión Europea por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a lo largo de 2020
Financiación que ha recibido cada país de la Unión Europea por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a lo largo de 2020 - EPDATA

BRUSELAS, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

España fue el tercer país de la Unión Europea que más financiación recibió por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a lo largo de 2020, con 8.454 millones de euros en proyectos aprobados, que representan un 11% de toda la financiación concedida por el grupo el año pasado, según el informe anual de la entidad presentado este miércoles.

España, que encabezó la clasificación en 2018 y fue ya superada en 2019 por Italia, cayó en 2020 al tercer lugar tras ver reducida su financiación un 5,7% con respecto al año anterior. Por encima se situaron Italia (11.917 millones) y Francia (10.082 millones). En cuarto lugar se encuentra Alemania (6.901 millones) y el quinto escalón lo ocupa Polonia (5.212 millones).

Por contra, los socios con menos financiación del BEI en 2020 en términos absolutos fueron Malta (31 millones), Letonia (78 millones), Luxemburgo (106 millones), Eslovaquia (211 millones) y Chipre (245 millones).

La financiación concedida a proyectos en España equivale, sin embargo, a un 0,77% del PIB nacional, lo que sitúa al país como el octavo que más financiación recibió en relación al tamaño de su economía.

Estonia lidera esta clasificación (con un 2,48%) por delante de Lituania (2,04%) y Grecia (1,71%) y Portugal (1.18%). En el polo opuesto, Luxemburgo (0,18%), Alemania (0,21%), Eslovaquia (0,23%) y Malta (0,25%) fueron los socios del bloque que menos dinero recibieron en términos relativos

El BEI concedió en todo 2020 una financiación a proyectos aprobados en los Veintisiete de 66.600 millones de euros, a los que hay que sumar 10.230 millones concedidos a países vecinos del Este o del Mediterráneo, asiáticos y africanos. En total, la entidad concedió 76.800 millones de euros en el ejercicio anterior y calcula que este montante apoyó otras inversiones por valor de 240.000 millones de euros.

UN TERCIO, A LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Un tercio de toda la financiación aprobada por el BEI en 2020 (unos 25.500 millones) fue destinada a la respuesta inmediata a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, ha explicado el organismo en un comunicado.

De este montante, "la mayoría" se dirigió a pequeñas y medianas empresas con el objetivo de "evitar procesos de insolvencia y pérdida de puestos de trabajo", especialmente en aquellos países que "no tenían los medios presupuestarios para adoptar paquetes de rescate masivos".

Así, el valor de la financiación de proyectos aprobados para pymes creció el pasado año para alcanzar los 30.600 millones de euros, lo que benefició a unas 425.000 compañías en todo el bloque y sostuvo más de 4,2 millones de empleos.

Asimismo, la inversión medioambiental del BEI se incrementó hasta los 16.800 millones de euros, apoyó proyectos de infraestructuras por valor de 15.000 millones de euros y dedicó otros 14.400 millones a proyectos innovadores.

"En 2020 hemos demostrado que no existe contradicción entre invertir en la recuperación económica y hacerlo en acción climática e innovación. Todos nuestros objetivos están conectados", ha defendido en una rueda de prensa el presidente del Grupo BEI, Werner Hoyer.

PLAN DE INVERSIONES

Además, la entidad ha actualizado además las cifras de inversiones en el marco del plan europeo de inversiones, conocido en sus inicios como 'plan Juncker', que desde sus comienzos en 2015 hasta el 31 de diciembre de 2020 ha aprobado la financiación de proyectos por un valor total de 102.800 millones de euros.

De ellos, 69,800 millones han sido aprobados por parte del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (FEIE), principal herramienta del plan, y 33.000 millones han sido aprobados por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), que engloba la financiación a pequeñas y medianas empresas.

España se mantiene como el tercer país con más fondos aprobados en términos absolutos para proyectos, con 13.163 millones de euros y el BEI calcula que han movilizado más de 63.000 millones de euros en inversiones. Por delante siguen estando Francia (18.000 millones) e Italia (13.264 millones).