Publicado 09/05/2020 13:03CET

El ICO, BME y Cersa tienen 20 días para poner en marcha el tercer tramo de avales del ICO por 24.500 millones

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, comparece en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, comparece en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso - Pool

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), Bolsas y Mercados Españoles Renta Fija, la Compañía Española de Refianzamiento (Cersa) y la Secretaría General del Tesoro disponen de 20 días para que la tercera línea de avales a empresas y autónomos por importe de 24.500 millones de euros aprobada el pasado martes por el Gobierno se ponga en marcha de forma efectiva.

Así consta en la resolución de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El acuerdo del Consejo de Ministros refuerza la obligación de las compañías beneficiarias de los avales de emplear la financiación obtenida para hacer frente a las necesidades de liquidez como gestión de facturas, pago de nóminas o proveedores, necesidad de circulante o vencimientos de obligaciones financieras y tributarias, no pudiendo emplearla para el reparto de dividendos.

Hasta el momento, se han puesto a disposición de empresas y autónomos 40.000 millones de euros en avales liberados en los dos primeros tramos. El 75% de estos avales han ido destinados a la cobertura de las necesidades de liquidez de pymes y autónomos, por entender que son los agentes económicos que más lo requieren.

Dado el buen funcionamiento de este sistema de avales, el presente acuerdo libera 10.000 millones de euros adicionales para pymes y autónomos y otros 10.000 millones de euros para empresas que no tengan la consideración de pyme. El 50% del importe total irá a parar a financiación de pymes y autónomos, mientras que el 50% restante será para las empresas.

Los avales de este tercer tramo podrán solicitarse hasta el 30 de septiembre de 2020. El plazo podrá ampliarse, siempre en línea con la normativa de Ayudas de Estado de la UE.

La distribución de la línea de avales entre los operadores se llevará a cabo conforme a los criterios establecidos en para el segundo tramo, si bien para este tercer tramo la distribución del volumen máximo asignado será válida hasta el 30 de junio. A partir de esa fecha, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta esa fecha.

Una vez se habilite el tramo, se habrá consumido ya más del 60% de los 100.000 millones de euros del programa de ayuda de financiación a las empresas. Esta línea está gestionada por el ICO, en colaboración con las entidades financieras, las cuales asumen el coste del aval, que se sitúa en un rango de entre 20 y 120 puntos básicos.

El único requisito para acceder a esta garantía es que los solicitantes no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 y en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020.

Por parte de la banca, el sector deberá cumplir con todos los requisitos establecidos en los acuerdos y en el contrato marco con el ICO. Las entidades no podrán cargar ningún coste financiero o gasto sobre los importes no dispuestos por el cliente. De lo contrario, los incumplimientos materiales de sus obligaciones se considerarán infracción de disciplina.

4.500 MILLONES PARA EL MARF Y CERSA

De igual forma, el Gobierno ha habilitado una línea de 4.000 millones de euros para los créditos canalizados por el sistema de financiación basado en pagarés del mercado alternativo de renta fija (MARF), que será gestionada en colaboración con Bolsas y Mercados Españoles (BME).

El importe máximo del aval será del 70% del principal de cada una de las emisiones y el plazo máximo de 24 meses. El coste será de 30 puntos básicos para avales con vencimiento de hasta 12 meses y de 60 puntos básicos para avales con vencimiento entre 13 y 24 meses.

Estos 4.000 millones de euros se enmarcan en la extensión de las líneas de avales ICO al MARF anunciada recientemente, con la que se pretende fomentar el mantenimiento de la financiación que se produce en los mercados de capitales al que habitualmente recurren las empresas españolas y que quedó prácticamente suspendido por la situación de emergencia sanitaria.

Una de las condiciones necesarias para acceder a los avales del ICO en el MARF es que las empresas tengan sede social en España, con el fin de evitar que puedan acogerse compañías con domicilio en paraísos fiscales o que se puedan utilizar los fondos para repartir dividendos.

Los 500 millones de euros restantes de esta partida de 24.500 millones de euros de avales están vinculados a las sociedades de garantía recíproca por parte de Cersa.

En este caso, el aval máximo será del 80% y por un plazo de hasta cinco años, si bien podrá variar en cada operación para complementar el aval que también concede el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) a Cersa, sin que ambas garantías puedan superar conjuntamente el 90%.

Al margen del importe total de los avales (64.000 millones), los gastos financieros aparejados a todos los tramos que se han liberado hasta ahora ascienden a 32 millones de euros hasta el año 2028.

La comisión de gestión y administración es del 0,05% flat, calculada sobre el volumen de cartera avalada prorrateada 5 años.

300.000 OPERACIONES HASTA ESTA SEMANA

Hasta el miércoles 6 de mayo se habían registrado 298.971 operaciones entre los tres tramos aprobados de la línea de avales públicos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por un montante total de casi 40.000 millones de financiación garantizada, y en un 98% de los casos de las operaciones han sido con pymes y autónomos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos en el Congreso para explicar el impacto económico de la pandemia y las medidas implementadas para paliar la crisis, Calviño ha destacado que los tres tramos de la línea de avales del ICO que se han desbloqueado ascienden ya a 64.500 millones de euros.

De los casi 40.000 millones de euros en financiación, el Estado ha avalado 30.192 millones de euros. En un comunicado, el Ministerio ha detallado que el mayor volumen de operaciones y financiación se concentra en pymes y autónomos, con 293.387 préstamos aprobados, el 98% del total, y un importe avalado de 20.873 millones de euros.

Para leer más