Mutua Madrileña nombra a Javier Mira nuevo director general del grupo

Ignacio Garralda y Javier Mira
JAVIER VALEIRO/EUROPA PRESS
Publicado 01/07/2015 18:43:17CET

El hasta ahora director general del Área Aseguradora, Juan Hormaechea, abandona la compañía

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de Mutua Madrileña ha aprobado el nombramiento de Javier Mira, hasta ahora director general del Área Patrimonial, como nuevo director general del grupo, aunando las áreas Aseguradora y Patrimonial, según ha informado la aseguradora.

Mira será también propuesto como nuevo presidente ejecutivo de SegurCaixa Adeslas, compañía integrada en el grupo empresarial de Mutua y participada por CaixaBank.

Licenciado en Ciencias Empresariales, Javier Mira tiene 46 años y ha desarrollado toda su carrera profesional en Mutua Madrileña. Con 23 años se integró en el equipo de gestión y análisis de Mutuactivos, la gestora de fondos de inversión y planes de pensiones del Grupo Mutua, en la que de forma sucesiva fue director de Renta Fija y de Renta Variable. En 1999 fue nombrado subdirector general de la firma y en 2005 pasó a ocupar su dirección general.

Mira ya ocupó entre 2007 y 2008 la Dirección General del Área Aseguradora y Patrimonial y como miembro del comité de Dirección de Mutua ha participado de forma activa en el diseño del nuevo plan estratégico cuyo desarrollo ahora debe afrontar la compañía.

Por otro lado, el hasta ahora director general del Área Aseguradora, Juan Hormaechea, deja la compañía de mutuo acuerdo tras haber desempeñado esta responsabilidad durante siete años. Hormaechea, que también era presidente ejecutivo de SegurCaixa Adeslas, llegó a Mutua en junio de 2008.

MÁS AGILIDAD

Según ha informado la aseguradora, la nueva organización dará a Mutua mayor agilidad para afrontar la nueva etapa que representa la puesta en marcha de su plan estratégico 2015-2017, en el que la digitalización y la expansión a nuevos mercados juegan un papel fundamental.

Esta nueva estructura, "más ágil, sencilla y transversal", permitirá a la compañía adecuarse mejor, desde el punto de vista de su estructura de gestión, a las nuevas exigencias que impondrá al sector la entrada en vigor de Solvencia II y que conllevará una visión más financiera del sector asegurador.

En segundo lugar, esta estructura permitirá potenciar que la compañía tenga una "visión global por cliente y no por ramos aseguradores", para lo que es necesario una estructura "más transversal y una organización en la que una sola dirección general impulse proyectos clave", como la digitalización.