Actualizado 29/07/2020 12:30:40 +00:00 CET

Santander pide que el veto al pago de dividendos discrimine entre entidades: "no puede ser café para todos"

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados del primer semestre de 2020.
El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados del primer semestre de 2020. - EUROPA PRESS

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, espera que el Banco Central Europeo (BCE) haga una mayor discriminación entre entidades a la hora de recomendar que los bancos no distribuyan dividendos en efectivo, en función de la situación y capacidad de generar resultados que tenga cada una.

Así lo ha manifestado durante la presentación de resultados del primer semestre de 2020, en el que el banco se ha anotado unas pérdidas contables de 10.798 millones, tras registrar un cargo extraordinario de 12.600 millones al actualizar el fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs) por el deterioro de las perspectivas económicas como consecuencia de la crisis del Covid-19.

"Espero que haya una mayor discriminación en función de la situación de las entidades y la capacidad de generar resultados que tengan; esto no puede ser café para todos", ha defendido el consejero delegado de Santander, entidad que ha devengado unos 400 millones de euros para pagar dividendos en efectivo con cargo a los resultados de 2020 cuando los reguladores lo permitan.

El consejero delegado de Santander entiende que el BCE, desde su perspectiva de regulador prudencial frente a una crisis de dimensión incierta, haya decidido recomendar que los bancos no paguen dividendos en efectivo, pero ha advertido del perjuicio que supone para la cotización de las entidades, al elevar el coste del capital.

El grupo presidido por Ana Botín ha anunciado que este año pagará un dividendo en acciones con cargo a los resultados de 2019, equivalente a 0,10 euros por acción, y que tiene la intención de aplicar una política de dividendo 100% en efectivo tan pronto como las condiciones de mercado se normalicen, sujeto a la recomendación y las aprobaciones regulatorias, para lo que ha reservado seis puntos básicos de capital CET 1 en el trimestre, equivalente a 400 millones de euros.

Álvarez no ha detallado cuál será el dividendo por acción que se pagará con cargo a 2020, pues se trata de una cantidad que debe determinar el consejo de administración y posteriormente aprobar la junta de accionistas.

En cualquier caso, estará sujeta a la dinámica del negocio (tras obtener un beneficio ordinario de 1.908 millones de euros en el primer semestre espera superar los 2.000 millones en la segunda mitad de 2020) y a las recomendaciones de los reguladores.

"La intención es, si no hay un cambio en el escenario, seguir haciendo devengo de dividendos los próximos trimestres", ha apuntado el directivo.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Doloroso último adiós a Humberto Janeiro con dos sonadas ausencias

  2. 2

    Transforman agua de mar en agua potable segura y limpia en menos de 30 minutos usando luz solar

  3. 3

    Detenido en Villa del Prado por vender droga desde su tienda a jóvenes en las inmediaciones de un colegio

  4. 4

    Defensa prepara una mejora de los sueldos de militares, pero lejos de las aspiraciones de las asociaciones

  5. 5

    El responsable de campañas y el tesorero de Podemos, imputados por la financiación del partido