Actualizado 02/02/2021 11:24 CET

Unicaja Banco quiere pagar un dividendo del 50% del beneficio tras la fusión con Liberbank

Sede de Unicaja Banco
Sede de Unicaja Banco - UNICAJA BANCO - Archivo

Con cargo a 2020 propondrá a los accionistas un dividendo de hasta el 15%, siguiendo las recomendaciones del BCE

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director financiero de Unicaja Banco, Pablo González Martín, ha anunciado que tras la fusión con Liberbank la entidad tiene el objetivo de pagar un dividendo con un 'pay out' del 50% "tan pronto como sea posible", sujeto a que las autoridades levanten las restricciones.

En la presentación de resultados de 2020 ante analistas e inversores, el directivo ha trasladado estos planes, poniendo en valor que la entidad combinada tras la fusión, que se espera se materialice para finales del segundo trimestre o principios del tercero, tendrá una de las posiciones de solvencia más elevadas del sector.

El Banco Central Europeo (BCE) mantiene una recomendación de no distribuir un dividendo superior al 15% del beneficio hasta el próximo mes de septiembre.

En este escenario, González ha avanzado que la entidad pretende distribuir un dividendo con cargo a 2020 de un máximo del 15% del beneficio, cumpliendo con las recomendaciones del BCE.

Aunque ha asegurado que el banco no ha decidido formalmente el dividendo final que propondrá a su junta de accionistas, sí ha señalado que en el cuarto trimestre de 2020 ha ajustado su solvencia para distribuir un dividendo con un 'pay out' de hasta el 15%, ajustado por la recompra de acciones formalizada en el último año. "Esto sigue las recomendaciones del BCE", ha sostenido.

Al cierre de 2020, la ratio CET1 fully loaded de la entidad ascendía al 15%, mientras que la ratio CET1 proforma de la entidad combinada con Liberbank se sitúa en el 15,1%, 0,4 puntos porcentuales por encima del estimado inicialmente, gracias a las mejoras de solvencia que han presentado ambas entidades durante el último trimestre de 2020.

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 78 millones de euros al cierre del ejercicio 2020, lo que supone un descenso del 54,8%, tras efectuar una dotación extraordinaria de 200 millones con objeto de cubrir el potencial impacto económico de la pandemia del coronavirus Covid-19.

Excluida esta dotación extraordinaria, el resultado del ejercicio habría ascendido a 218 millones de euros, con un aumento del 26,6% respecto a 2019, en el último ejercicio previo a su fusión con Liberbank.

"En 2020, a pesar de la pandemia y del impacto negativo en la economía, hemos tenido unas ganancias 'core' muy estables y hemos reforzado la cobertura y la solvencia", ha valorado González.