Publicado 14/03/2014 18:31CET

Los expertos dudan de la eficacia de introducir deducciones en el IRPF sobre facturas de gastos domésticos

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El documento del comité de expertos de la reforma fiscal incluye un apartado de medidas de lucha contra el fraude fiscal, entre las que proponen suprimir el régimen de módulos, un sistema integrado de información patrimonial o eliminar el régimen simplificado del IVA, pero dudan de la eficacia de introducir deducciones en el IRPF sobre gastos domésticos soportados con facturas.

Los expertos afirman que establecer un sistema de "recompensas tributarias", de tal manera que solicitar factura por un servicio doméstico o de reparaciones en el hogar pudiera aportar al contribuyente el derecho a una deducción en el IRPF, puede no ser eficiente, dado que el coste que supondría pagar la factura con un IVA del 21% tiene que ser igual o menor que la posible deducción.

"Si ha de pagar el IVA al exigir factura, el cliente tendrá que ser recompensado con una deducción en sus propios impuestos que, en principio, debería superar el coste del IVA para inducirle a exigirla", subrayan los expertos.

En la misma línea, plantean que estas recompensas tributarias pueden realizarse, como ya se ha hecho en otros países europeos, ofreciendo a quienes exigen factura, en lugar de una compensación inmediata en efectivo, papeletas o boletos para participar en sorteos con premios de valor muy importante. Sin embargo, los expertos dicen que aunque es posible que las recompensas "fundamentadas en la esperanza" de un premio tengan cierto éxito, al menos en su periodos iniciales, "confían poco en ello".

Si a pesar de estas advertencias, añaden los expertos, el Gobierno decide optar por este sistema de recompensas tributarias, es conveniente que delimite su ámbito exclusivamente a los servicios personales de naturaleza doméstica y a la ejecución de obras y prestaciones de servicios en el ámbito del hogar, que evalúe cuidadosamente su coste y que atienda los riesgos recaudatorios que supondrá su inevitable extensión a quienes ya hoy cumplen con sus obligaciones tributarias.