Los contratos laborales que implican movilidad provincial, en máximos desde 2010

Publicado 16/07/2015 11:05:35CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de contratos que implicó un cambio de provincia para el trabajador superó los 487.000 contratos durante los tres primeros meses del año, su cifra más alta desde 2010, según un informe de Randstad, en el que se destaca que esta cantidad supera en 43.000 contratos los realizados en 2014 y en 140.000 los de 2013, año en el que se registró el menor número de contratos con movilidad.

Dentro del conjunto de la contratación realizada en el primer trimestre del año, los contratos que implicaban cambio de provincia representaron el 12,1%, frente al 12,5% de un año antes, cuando se alcanzó la tasa más elevada en seis años.

Por sexos, la tasa de movilidad es cinco puntos superior entre los varones, con un 14,3%, frente al 9,3% de las mujeres, y, por sectores, el de servicios es el que más contratos de movilidad engloba, seis de cada diez.

El informe detalla que la entrada de trabajadores es mayor que la salida en seis comunidades autónomas, mientras que once de ellas son regiones emisoras de trabajadores (salen más de los que entran).

Así, la Comunidad de Madrid es la más receptora, con un saldo positivo de 45.200 personas, seguida de Cataluña (6.700) y Murcia (5.300), y de País Vasco, Baleares y Navarra, con diferencias positivas de entre 2.000 y 3.000 trabajadores.

En el lado opuesto, con más trabajadores de salida que de entrada, destacan Castilla-La Mancha (-18.400 personas), Castilla y León (-8.200) y Andalucía (-7.900).

Por provincias, aquellas que más trabajadores reciben descontados los trabajadores que las abandonan son Madrid, Barcelona y Huelva, con saldos positivos superiores a los 10.000 empleados. Por contra, etre las provincias emisoras, destacan Cádiz (-11.100) y Toledo (-9.200).

Según Randstad, las tasas de movilidad más elevadas se encuentran en las provincias de Guadalajara, Toledo y Cuenca, con porcentajes superiores al 25%, frente al 12,1% del promedio nacional. Los menores índices de movilidad se dan en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, por su ubicación geográfica.

Para leer más