Actualizado 13/03/2012 14:30 CET

Economía/29M.- (Ampliación) Toxo y Méndez dicen tener "motivos" para pensar que el Gobierno "reaccionará" ante la huelga

Los Secretarios Generales De Comisiones Obreras (CC.OO.) Y UGT.
EUROPA PRESS

Advierten de que "se han duplicado" las personas que acuden a sus organizaciones por despidos y cambios en sus condiciones laborales

ZARAGOZA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras (CC.OO.), Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, han asegurado este martes que tienen "motivos" para pensar que el Gobierno de Mariano Rajoy "reaccionará" ante la huelga general, convocada para el 29 de marzo, en contra de la reforma laboral.

En una rueda de prensa en el Auditorio de Zaragoza, han recalcado que "estamos ante un Gobierno que ya ha hecho lo contrario a lo que dijo en la campaña electoral y en el discurso de investidura", en referencia a medidas como subir los impuestos.

En este sentido, Fernández Toxo ha recordado que durante 2002, con el Gobierno de José María Aznar, hubo una huelga general por la reforma laboral que se había puesto en marcha y que, aunque dijeron que había sido un fracaso, rectificaron la reforma y cambiaron a seis ministros.

Además, ambos líderes sindicales han coincidido al apuntar que la huelga se realiza en el "punto álgido" del debate parlamentario sobre la reforma laboral. Por ello, han dicho que es un buen momento para que el Gobierno "reflexione", aunque "debería hacerlo antes de la huelga".

Antes de la asistir a una asamblea conjunta en Zaragoza sobre las razones que ha llevado a UGT y CC.OO. a convocar la huelga general, Toxo también ha explicado que se han "duplicado" las personas que han acudido a los sindicatos por despidos y modificaciones en sus condiciones de trabajo, "que es la antesala al despido", desde que se puso en marcha la reforma laboral.

Ha añadido que "112.000 personas más se han quedado en paro durante febrero", lo que para los sindicatos es "alerta suficiente" para "modificar las políticas".

"España más que una reforma laboral necesita una reforma del sistema fiscal, completar la reforma del sistema financiero y lograr que el crédito llegue a la economía a través de las familias y empresas, cualquier otro comportamiento se me antoja suicida y esperemos que no, pero quizá se cumple la profecía de 630.000 parados de Rajoy que, unida a la falta de diálogo, supone que el único camino sea la movilización", ha sostenido el responsable de Comisiones.

En este punto, Toxo ha apostillado que están "trabajando" para que el Gobierno "se siente a negociar" ya que, aunque les avala la legitimidad del voto, "no es la única legitimidad". "La grandeza de la democracia es el juego de legitimidades", explicó.

NEGOCIACIÓN.

"No negoció antes, tiene la oportunidad ahora, la movilización sólo es un recurso democrático para conseguir lo que por otras vías se niega. El Gobierno no ha dejado otro camino que el de más manifestaciones y huelga general", ha continuado diciendo Ignacio Fernández Toxo.

No obstante, "todavía estamos en periodo útil para que en el proceso de tramitación parlamentaria se puedan modificar los contenidos de esta reforma, está en manos del Gobierno".

Por su parte, Candido Méndez ha recalcado que "la reforma laboral ha vulnerado el acuerdo que firmaron el pasado 25 de enero las organizaciones sindicales y patronales, cuando ese acuerdo es una apuesta muy clara para evitar destrucción de empleo".

"Este Gobierno se ha encontrado con una situación sin precedentes en Europa y España, ya que cuando llevaba poco más de un mes en el poder firmamos un acuerdo muy importante sindicatos y patronal, y no lo ha hecho valer, lo ha tirado a la basura". En ese acuerdo "los trabajadores decidieron asumir una fortísima contención de salario para evitar la destrucción de empleo", destacó.

EJERCICIO DEMOCRÁTICO.

El secretario general de UGT ha opinado que los trabajadores no deben temer ir a la huelga general porque "a lo único que hay que tenerle miedo es al propio miedo". "Esto es un ejercicio democrático y esta reforma laboral es mucho más que una reforma laboral, es una alteración del modelo de convivencia. Si queremos de verdad ser protagonistas del presente y del futuro hay que participar en esta huelga general", ha dicho Méndez.

Así, ha apuntado que en una de las reuniones que tuvieron los sindicatos con el Gobierno le pidieron que pusiese "en suspenso" todo aquello que la reforma laboral "dinamitaba" del acuerdo alcanzado entre sindicatos y patronal, pero recibieron "la negativa por respuesta".

Para Cándido Méndez, la huelga general "no es la solución", sólo es "un medio constitucional" por el que "denunciar" el desacuerdo de los trabajadores con la reforma laboral. Con ella, lo que pretenden conseguir los sindicatos es "un cambio de rumbo" con el que "de verdad se apueste por el empleo" para que "podamos luchar juntos contra la crisis".

PERPLEJIDAD Y RECHAZO.

Para defender la convocatoria de huelga general, Méndez ha señalado que "lo que es seguro es que no consigue nada sin hacer nada". "Nosotros percibimos una gran preocupación --con la reforma laboral--, ha calado en la opinión publica española un sentimiento primero de perplejidad y, luego, rechazo, no ha habido un Gobierno en la historia de España que un periodo de tiempo tan corto haya hecho lo contrario de lo que decía", ha señalado.

Además, ha incidido en que la huelga "conecta con esos sentimientos de la población", ya que los sindicalistas han manifestado que "en 35 años de democracia solo ha habido siete huelgas, un recurso que se usa en situaciones extremas".

Por su parte, el secretario general de CC.OO. ha reiterado que "no ha habido negociación" entre el Gobierno central y los sindicatos. "Pueden hacer declaraciones de que ha habido treinta y tantas reuniones no sé con quien, con la CEOE, porque no se puede afirmar que se apuesta por el diálogo social y no crear mesas de negociación", ha precisado.

Para Ignacio Fernández Toxo, "se trata de confundir a la opinión publica, como decir que es una reforma para que las personas en paro tengan una oportunidad y luego decir que va a haber 630.000 parados más".

PRESUPUESTOS GENERALES.

"El Producto Interior Bruto (PIB) va a caer un 1,7% y el día 30 el Gobierno ha dicho que va a presentar los presupuestos generales. Qué contendrán, que no se atreve a presentarlos antes de las elecciones andaluzas y asturianas", se ha preguntado Toxo.

En este punto, ha considerado que "a lo mejor siguiendo la pista de los presupuestos catalanes sabemos lo que pretende hacer, gran parte del efecto del ajuste va a recaer sobre las comunidades autónomas, donde residen las políticas que tienen mucho que ver con el empleo y la cohesión social".

Méndez ha reiterado que el Gobierno no ha presentado los presupuestos y se ha preguntado si "ha dado como moneda de cambio --a Europa-- derechos los trabajadores" para poder retrasarlos.

"En el Gobierno hay una inercia de la oposición y confunden propaganda, eslogan mediático, con la acción del Gobierno, que es una cosa muy seria y deberían reflexionar", ha apuntado.

Tanto Méndez como Toxo han declarado que van a trabajar para que la huelga "sea un éxito en el terreno de participación", aunque "el fin del sindicalismo no es hacer una huelga, el éxito vendrá determinado por sus efectos".