Actualizado 05/11/2008 12:36 CET

Economía/Laboral.- Díaz Ferrán dice que los ERE's son "saludables" y pide que no se exijan indemnizaciones de 45 días

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, aseguró hoy que los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE's) son el sistema "más saludable" para afrontar las actuales dificultades de las empresas, y pidió a las autoridades que los tramitan que lo hagan dentro de la legislación vigente, sin llevar las reglas "al máximo" y sin exigir el pago de indemnizaciones cercanas a los 45 días por año.

"(Estas indemnizaciones) hacen imposibles los ERE's y al final las empresas terminan cerrando cuando lo que se quiere evitar es que desaparezcan los puestos de trabajo", señaló Díaz Ferrán a los medios de comunicación después de inaugurar las Jornadas de la Industria Nuclear Española que se celebran hoy en la sede de la patronal.

Díaz Ferrán reconoció que debido al descenso del consumo general de productos y de algunos servicios en estos momentos hay algunas empresas "que lo están pasando muy mal" porque tienen menos ventas y menos ingresos, lo que les obliga, en muchos casos, a reducir sus plantillas.

En este sentido, afirmó que en España la ley que ayuda a reducir las plantillas de las empresas "es clara" y permite evitar el cierre definitivo de una empresa y la desaparición de la plantilla completa. "Es el sistema más saludable y el que más respeta que existan los puestos de trabajos", subrayó.

Así, explicó que las demandas de los empresarios que parecen pedir ayudas para fomentar el despido, van en realidad encaminadas a pedir a las autoridades que tramitan los ERE's que los contemplen tal y como están en la legislación vigente para que se pongan en marcha de la manera "adecuada".

No obstante, afirmó, una vez más, que lo que realmente necesitan ahora las empresas son ayudas de tipo económico, ya que el principal problema que tienen en este momento, sobre todo las pymes, es la dificultad para acceder a los créditos que necesitan de tesorería y capital circulante para pagar las nóminas y a sus proveedores.

"El principal problema es que no tienen los créditos que regularmente tenían para su funcionamiento, así no pueden continuar", señaló el presidente de la patronal, quien pidió soluciones y fórmulas que permitan a las empresas acceder a esos créditos para seguir funcionando y evitar, de alguna manera, la destrucción empleo.