Economía/Laboral.- Los extranjeros ya suponen uno de cada cuatro trabajadores de la construcción

Actualizado 14/01/2007 12:48:35 CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los extranjeros ya suponen uno de cada cuatro trabajadores de la construcción, sector que da empleo a casi 2,6 millones de personas en toda España, el equivalente al 13% de la población activa, según datos manejados por la Federación de Metal, Construcciones y Afines de UGT (MCA-UGT) a los que tuvo acceso Europa Press.

En concreto, de los 2,6 millones de trabajadores que están empleados en el sector de la construcción, un total de 556.800, el 21,5%, son extranjeros, la mayor parte procedentes de América Latina o África del Norte. Este porcentaje duplica al que presentan el conjunto de sectores económicos, donde el 10% del total de asalariados son inmigrantes.

El número de inmigrantes en España ha crecido en los últimos años a un ritmo vertiginoso, hasta el punto de que son ya cuatro millones los extranjeros que residen en el país.

Esto se ha traducido a su vez en un aumento de los puestos de trabajo ocupados por el colectivo. Así, de los 2,63 millones de empleos creados entre 2001 y 2005, los inmigrantes lograron copar la mitad, siendo su presencia cada vez más fuerte en sectores como el metal, la madera y la construcción.

Estos tres ámbitos conciernen directamente a MCA-UGT que, ante esta situación, se ha propuesto redoblar sus esfuerzos en la negociación colectiva de este año a fin de garantizar los derechos e intereses de los trabajadores inmigrantes.

Así, entre otras medidas, MCA-UGT fomentará la introducción de una cláusula genérica en todos los convenios colectivos para que todos los trabajadores, sean extranjeros o nacionales, tengan las mismas condiciones laborales en formas y tipos de contratación, salarios, prevención y seguridad, clasificación y promoción, formación, y derecho a prestaciones sociales.

"SÓLO ES LA PUNTA DEL ICEBERG".

El sindicato considera que todos estos datos sobre la presencia de inmigrantes en España no son más que la "punta del iceberg", pues las previsiones apuntan a que en los próximos años se producirá un incremento progresivo de trabajadores extranjeros en el mercado laboral español.

"Serán trabajadores que ya no están de paso hacia otros países, sino que buscan la estabilidad y la plena integración social. La convivencia social, cultural y laboral es el verdadero reto del siglo que acabamos de empezar", asegura.