Actualizado 31/05/2007 16:58 CET

Economía/Laboral.- Las horas perdidas por huelga aumentaron un 8,4% hasta abril, según la CEOE

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Las horas de trabajo perdidas por huelga ascendieron a 8,3 millones en los cuatro primeros meses del año, lo que supone un aumento del 8,4% respecto a igual periodo de 2006, según el último informe sobre conflictividad laboral elaborado por la CEOE.

Hasta abril se contabilizaron 318 huelgas, un 32,9% menos, que afectaron a empresas y sectores con un total de 272.353 trabajadores censados, de los que 67.707 resultaron directamente implicados, un 26,8% menos que en los cuatro primeros meses de 2006.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral -descontando las huelgas de funcionarios y extralaborales-, hasta abril se registraron 242 paros, con 98.038 trabajadores en plantilla, 41.072 implicados y 5,4 millones de horas perdidas, un 46% más.

Sólo en el mes de abril se registraron 79 huelgas, un 15,9% menos, que afectaron a 125.299 trabajadores, de los que 25.258 resultaron directamente implicados, un 1,2% menos. El número de horas perdidas por tales alteraciones sumó 2,6 millones, con un aumento del 59% respecto al mismo mes de 2006.

Por áreas territoriales, la conflictividad laboral de abril incidió principalmente en Madrid, con 14 huelgas, Barcelona, con 8, Guipúzcoa y Vizcaya (6), Álava (5), y Cantabria y Valencia (3). Atendiendo a los trabajadores implicados, Madrid destacó sobre el resto de provincias, con 3.429 huelguistas. A continuación se situaron Barcelona, con 2.880, y Santa Cruz de Tenerife, con 1.648.

Por ramas de actividad, los sectores más afectados por las huelgas de abril fueron metal, transportes y comunicaciones, otras industrias manufactureras, extracción y transformación de minerales no energéticos y productos derivados, industrias químicas, y otros servicios.

Del total de huelgas registradas en el cuarto mes del año, 16 afectaron a empresas o servicios de carácter público, que fueron protagonizadas por 10.265 trabajadores y ocasionaron la pérdida de 557.032 horas de trabajo.

19 HUELGAS PARA PRESIONAR EN LOS CONVENIOS.

En cuanto a las causas originarias de la conflictividad laboral de abril, 19 huelgas se convocaron para presionar sobre las negociaciones de convenios o protestar contra la ruptura de las mismas. Éstas fueron protagonizadas por 5.919 trabajadores y ocasionaron la pérdida de 691.328 horas.

Además, se registraron otros 11 conflictos para reivindicar subidas salariales independientemente del convenio, que causaron la pérdida de 138.792 horas de trabajo. En demanda de diversas mejoras, también con independencia del convenio, se registraron 15 alteraciones laborales, por las que se perdieron 877.120 horas.

Para obtener el abono de salarios atrasados se produjeron cuatro paros y otros 10 se convocaron para protestar contra la tramitación de expedientes de regulación de empleo. Por estos dos causas se perdieron 539.984 horas de trabajo.