Actualizado 07/10/2008 09:27 CET

Economía/Laboral.-El PSOE se suma hoy a la concentración contra la directiva de las 65 horas y por el trabajo decente

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una delegación del PSOE encabezada por la secretaria de Organización, Leire Pajín, se sumará hoy a la concentración que se celebrará en Madrid con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente y que se centrará en rechazar la directiva europea que abrirá la puerta a ampliar la jornada laboral hasta las 65 horas semanales.

Según informó el PSOE, junto a Pajín asistirán loa secretarios de Política Institucional y Autonómica del partido, Mar Moreno; Ideas y Programas, Jesús Caldera; Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG, Pedro Zerolo; e Innovación y Nuevas Tecnologías, María González; así como el secretario Ejecutivo de Libertades Públicas y Derechos de Ciudadanía, Álvaro Cuesta, y los vocales Pilar Alegría y Javier Barrero.

También estará presente el secretario general de Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez. JSE presentó ayer una campaña de movilización contra la directiva y un vídeo, en el que denuncia, con un hombre que vuelve a convertirse en simio, el retroceso que supondría esta directiva para los derechos de los trabajadores.

Los miembros de la Ejecutiva Federal Socialista acudirán a la concentración prevista en Madrid, que será a las 18.30 horas en la Plaza Mayor. Otros dirigentes socialistas se sumarán al acto europeo previsto las 17.00 horas en París, entre ellos la portavoz en el Senado, Carmela Silva, y el diputado y secretario general de los socialistas canarios, Juan Fernando López Aguilar, que será el candidato del PSOE a las próximas elecciones europeas.

En París también estarán los eurodiputados Javier Moreno y Bárbara Dürhkop y en Bruselas, donde habrá una concentración a las 11,45 horas, asistirán eurodiputados socialistas españoles como Enrique Barón, Javier Moreno o Alejandro Cercas que será el ponente del informe de la Eurocámara sobre la directiva.

La directiva, que abre la puerta a ampliar la jornada laboral hasta 60 horas semanales (65 en algunos casos) a través de acuerdos privados entre empresario y trabajador --al margen de la negociación colectiva-- fue aprobada por los ministros de Empleo de la UE en junio, con la abstención de la delegación española, que justificó su voto en la necesidad de no romper la unidad de todos los países que se oponían a la ley.

Ahora, los socialistas confían en poder modificar la directiva a su paso por el Parlamento Europeo, que se pronunciará sobre ella previsiblemente en diciembre. Para ello, el 'número dos' del PSOE, José Blanco, viajó recientemente a Bruselas para iniciar contactos con eurodiputados socialistas españoles y europeos y coordinar las iniciativas contra la norma.