Publicado 18/09/2020 08:02CET

Escrivá se reúne hoy con ATA, UPTA y Uatae para abordar la prórroga de las ayudas para autónomos

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y los representantes de las organizaciones de autónomos
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y los representantes de las organizaciones de autónomos - MINISTERIO DE INCLUSIÓN - Archivo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se reunirá este viernes con las principales organizaciones de autónomos, ATA, UPTA y Uatae, para abordar la prórroga de las prestaciones por cese de actividad más allá del 30 de septiembre.

La reunión se celebrará a las 13.00 horas y a ella acudirán, en nombre de las organizaciones de autónomos, sus principales dirigentes: Lorenzo Amor (ATA), Eduardo Abad (UPTA) y María José Landaburu (Uatae).

Escrivá ya avanzó esta semana que las ayudas al colectivo de autónomos se extenderían desde el 1 de octubre y que tendrían protección "hasta que se tenga una solución al virus".

El esquema actual de protección a los autónomos afectados por la pandemia se estructura en torno a tres prestaciones: la extraordinaria de cese de actividad (extinguida el 30 de junio, pero que pudo solicitarse hasta el 31 de julio); la prestación compatible con la actividad (en vigor desde el 1 de julio), y la prestación para trabajadores de temporada.

De acuerdo con las cifras que maneja la Seguridad Social, la prestación de cese compatible con la actividad, cuyo importe mínimo es de 661 euros, la cobran alrededor de 143.000 autónomos.

Para acceder a esta prestación se debe acreditar una reducción de la facturación del 75% en el tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de un año antes. Los beneficiarios no necesitan esperar al final del trimestre, sino que pueden solicitar la ayuda cuando estimen el cumplimiento de los requisitos y acreditarlos documentalmente una vez finalizado.

En cuanto a la prestación de autónomos de temporada, a 31 de agosto la percibían 1.566 trabajadores autónomos, mientras que la prestación extraordinaria la cobran algo más de 3.500 autónomos.

La prestación extraordinaria, que supone el pago de una ayuda mensual mínima de 661 euros y la exoneración temporal de las cotizaciones sociales, ha llegado a casi 1,5 millones de trabajadores autónomos desde que empezó la crisis sanitaria.

El coste de estas tres ayudas para la Seguridad Social ronda los 150 millones de euros al mes.

Todos los trabajadores autónomos que han sido beneficiarios de la prestación extraordinaria continuarán beneficiándose de algún tipo de ayuda hasta el 30 de septiembre. Aquellos cuya actividad sigue muy afectada por la pandemia pueden acceder a la prestación compatible con la actividad. Para el resto, el acuerdo que alcanzó el Ministerio de Inclusión con las asociaciones de autónomos establecía una exoneración de las cotizaciones sociales del 100% en julio, del 50% en agosto y del 25% en septiembre.

LOS AUTÓNOMOS PIDEN MEJORAS

Las principales organizaciones de autónomos quieren mejorar este esquema de protección para que llegue a un mayor número de trabajadores por cuenta propia a los que la pandemia les ha dejado sin actividad o prácticamente sin ella.

Entre los impedimentos para percibir la prestación por cese de actividad está el de ser beneficiario de tarifa plana o algún tipo de reducción en cotizaciones; llevar menos de un año como autónomo o estar en pluriactividad, según denuncian las organizaciones.

"Son causas que han significado que muchos autónomos no soliciten esta prestación o se les haya denegado", ha denunciado en varias ocasiones el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que además considera "escasas y ridículas" las cuantías actuales de estas ayudas.

Así, las organizaciones de autónomos quieren que se revise el acuerdo que se alcanzó con Seguridad Social porque entienden que el actual contexto es diferente a cuando se plantearon estas prestaciones, la demanda es muy baja, muchos autónomos todavía no han abierto su negocio, y los rebrotes complican la actividad.

Para leer más