Un total de 368 personas fallecieron en accidente laboral hasta septiembre, dos más que en 2017

Actualizado 16/11/2018 15:43:55 CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 368 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los nuevo primeros meses del año, dos más que en el mismo periodo del año anterior, lo que implica un aumento en valores relativos del 0,54%, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De estos fallecimientos, 321 se produjeron durante la jornada de trabajo, diez más que hasta septiembre de 2017, lo que supone un descenso porcentual del 3%.

Los 47 accidentes mortales restantes registrados en entre enero y septiembre fueron siniestros 'in itínere' (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), doce más que en igual periodo del año pasado (+34,2%).

Hasta septiembre se contabilizaron 451.677 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 3,7% respecto al número de siniestros del mismo periodo de 2017.

Del conjunto de siniestros, 391.293 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 60.384 fueron siniestros 'in itínere'. Ambos aumentaron un 3,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 387.962 hasta septiembre, un 3,6% más, y los graves alcanzaron los 2.963, un 4,8% más. En el caso de los siniestros 'in itínere', se registraron 59.529 accidentes de carácter leve (+3,8%) y 754 de gravedad (-3,2%).

Por su parte, hasta septiembre se notificaron 546.082 accidentes laborales sin baja, un 1,2% menos que en igual periodo de 2017.

UGT ha pedido a las empresas que cumplan con la legislación vigente sobre prevención de riesgos laborales y ha reclamado que se incremente la labor inspectora en los centros de trabajo para que se garantice "un correcto control de las condiciones de laborales".

"No es suficiente con la implantación de programas de promoción de la salud en el ámbito laboral, ya que no actúan sobre el origen del problema", ha recordado UGT en un comunicado, tras afirmar que su objetivo es acabar con la siniestralidad laboral en España.

Asimismo, ha pedido que se ponga en marcha un plan de choque contra la siniestralidad laboral, que se impulse desde el diálogo social. "No podemos permitir que se continúe con el aumento incesante de muertes y accidentes en el trabajo", ha concluido.