Trabajo precisa que no ha fijado posiciones aún sobre las bases máximas y que se debatirá lo que se decida

Valerio
EUROPA PRESS
Publicado 26/10/2018 11:26:32CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno no ha fijado todavía posiciones sobre la subida de las bases máximas de cotización y, en todo caso, quiere que cualquier medida que se tome en ese sentido sea sometida a un debate previo en la mesa de diálogo social y en el Pacto de Toledo, según indicaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Trabajo.

Las mismas fuentes han subrayado que el Ejecutivo está trabajando para dar garantías de sostenibilidad y equilibrio financiero al sistema de la Seguridad Social.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, desveló ayer que el Gobierno le había trasladado su intención de subir entre un 10% y un 12% la base máxima de cotización en 2019 para recaudar entre 1.000 y 1.100 millones adicionales.

En la actualidad la base máxima de cotización está situada en 3.803,70 euros, y la mínima en 858,6 euros, por lo que una subida del 10% situaría la base máxima en unos 4.184 euros, mientras que si se eleva un 12% aumentaría hasta los 4.260 euros.

Esta medida no estaba recogida en el plan presupuestario que el Gobierno envió el pasado 15 de octubre en Bruselas para su valoración.

Junto a la subida de la bases máximas, el Gobierno ha trasladado a la AIReF su intención de elevar la base mínima de cotización del Régimen General en un 22,3%, la misma cuantía en que subirá el salario mínimo interprofesional (SMI), pasando de 859 euros mensuales a 1.050 euros al mes.

Según los cálculos de Trabajo remitidos a la autoridad fiscal esta medida afectaría a 1,5 millones de trabajadores e implicaría una recaudación de 600 millones de euros.

La AIReF también ha desvelado que el Gobierno le ha comunicado su intención de subir un 13% la base mínima de cotización en el Régimen de Autónomos (RETA), hasta los 1.050 euros mensuales, una medida que afectaría a 2,3 millones de autónomos y que, según el Ejecutivo, permitiría recaudar 994 millones de euros.

No obstante, el Ministerio de Trabajo celebró recientemente una reunión con las organizaciones de autónomos en la que les trasladó tres posibles escenarios para evitar que la subida en un 22,3% del salario mínimo contemplada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 implicara un ascenso de la misma magnitud en la base mínima de cotización de los autónomos.

En los tres escenarios propuestos por Trabajo los autónomos tendrían que cotizar por contingencias comunes, profesionales y cese de actividad de manera obligatoria (ahora las profesionales y el cese de actividad son voluntarias para la mayoría), además de por formación.

El primer escenario que plantea Trabajo supondría elevar la base mínima de cotización de los autónomos para 2019 un 1,25%, hasta los 944 euros mensuales, e incrementar el tipo al 33,7%. El segundo escenario propuesto por el Ministerio supondría que, en lugar del 1,25%, la base subiera un 6,25%, hasta los 990 euros mensuales, con un tipo de cotización del 31,8%. Por último, el tercer escenario implicaría que la subida de la base fuera del 12,25%, hasta los 1.050 euros mensuales, quedándose el tipo de cotización en el 31,2%.

En función del escenario que se acuerde para 2019, se adaptarían también las bases mínimas de los autónomos societarios y con más de diez empleados a su cargo.

Se decida el escenario que se decida, la idea del Gobierno es que esté vigente en 2019 para que ya en 2020 se ponga en marcha un sistema en el que los autónomos coticen en función de sus ingresos reales.

Para leer más