BBVA Research avisa de que aumentar la presión fiscal no convertirá a España en un país del norte de Europa

Publicado 09/09/2019 12:33:58CET

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

BBVA Research ha avisado de que el aumento de la presión fiscal no convertirá a España en un país del centro o norte de Europa si no se mejora antes la eficiencia de todas las políticas públicas e impuestos, se evalúan sus resultados y su vigencia.

Así lo ha señalado el departamento de estudios de la entidad bancaria en una publicación, donde también ha asegurado que subir los impuestos en España haría que el país pasase a estar en una situación como la de Italia, con una presión fiscal similar a la del promedio europeo, pero con una eficiencia del sector público inferior a la de España.

Asimismo, ha hecho hincapié en que se debe poner el énfasis en gastar mejor como prerrequisito para que la sociedad acepte nuevas políticas e impuestos más elevados, y así lo refleje en las elecciones.

En esta línea, ha explicado que cuando el sector público propone financiar una nueva política en sanidad, educación, infraestructuras o pensiones y responde con una gestión eficiente y de calidad, el sector privado tiene incentivos para cooperar pagando impuestos y aceptar propuestas similares en el futuro.

Sin embargo, ha dejado claro que si el sector público defrauda las expectativas con una mala gestión, ineficiencia o corrupción, el sector privado desconfía y sufre costes en términos de creación de empleo, inversión e innovación.

"La reacción puede llegar a que se desvíe actividad productiva a otras economías o, incluso, a la evasión de impuestos", ha resaltado el responsable de análisis económico de BBVA Research, Rafael Doménech, en un artículo publicado en 'Expansión'.

Según Doménech, la evidencia muestra que los países con administraciones públicas más eficientes tienen una presión fiscal mayor. "Cuando el sector público transforma impuestos en bienes y servicios de manera eficiente, la sociedad está más predispuesta a asumir el coste de impuestos asociados a nuevas políticas", ha remarcado.

También ha afirmado que nada asegura que la presión fiscal actualmente existente en la Unión Europea refleje las preferencias de los ciudadanos europeos dentro de una década ni tampoco de la sociedad española.

Para el responsable de análisis económico del departamento de estudios de la entidad, decir que si España iguala su presión fiscal a la media europea alcanzará su nivel de bienestar, "es un supuesto arriesgado sin las cautelas apropiadas".

Contador

Para leer más