Actualizado 05/03/2013 15:21 CET

La caída del consumo privado en España se eleva al 6,5% en el cuarto trimestre, según Visa Europe

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consumo privado en España descendió un 6,5% durante el cuarto trimestre de 2012, una caída superior al 5,3% registrado en el periodo comprendido en entre julio y septiembre y que contrasta con la mejora del dato del conjunto de la Unión Europea, según el 'Barómetro del Consumo Privado en la UE' de Visa Europe.

El estudio señala que el consumo privado descendió una décima en la UE durante los tres últimos meses de 2012 en comparación con el mismo periodo del año precedente. "Pese a que el consumo fue escasamente más bajo que hace un año, supone una mejoría sobre el tercer trimestre de 2012, cuando registró un descenso del 1,7% sobre el mismo periodo del año anterior", destaca.

Según Visa Europe, aunque el consumo continuó descendiendo en general en el conjunto de la unión monetaria, la tasa de decrecimiento ha sido moderada como resultado, en parte, del crecimiento del consumo en tres de las cinco mayores economías.

En concreto, el consumo privado creció un 1,3% interanual en Francia y un 2,1% en el Reino Unido, tras registrar caídas en el tercer trimestre de 2012. Por su parte, Alemania continuó en la senda del crecimiento del consumo privado del tercer trimestre, registrando un incremento del 2,6% en los tres últimos meses del año pasado.

Por el contrario, Italia y España, cuyas economías ocupan el cuarto y quinto puesto entre las economías más importantes de la UE, registraron descensos del consumo privado más acusados durante el cuarto trimestre de 2012 (-7,6% y -6,5%, respectivamente) con respecto al mismo periodo del año anterior.

Asimismo, Portugal y Grecia, con una caída del 7,4% y del 2,0%, respectivamente, continuaron registrando caídas en el consumo privado, aunque estas son menos acusadas que en el tercer trimestre de 2012.

El director financiero de Visa Europe, Philip Symes, remarcó que en 2012 ha sido un año con un "consumo privado bajo" en toda la Unión Europea, ya que se han registrado decrecimientos interanuales en tres de los cuatro trimestres.

"Sin embargo, el año terminó con el consumo retomando una dirección positiva y casi a la par con los niveles de gasto de 2011. Un regreso al crecimiento del consumo privado para algunas de las economías de la UE es una señal positiva de impulso y una tendencia que esperamos se mantenga durante 2013", agregó.