Economía/Macro.- Los billetes de 500 euros caen un 4% en 2010, pero aún suponen el 65% del efectivo total

Actualizado 02/02/2011 17:18:56 CET
Montaña de dinero.
ARESAUBURN / FLICKR /CC

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El número de billetes de 500 euros puestos en circulación cayó un 4% en 2010 respecto al cierre de 2009, hasta situarse en 104 millones de euros, si bien se mantuvieron estables en esa cifra los tres últimos meses del año, según datos del Banco de España recogidos por el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Pese a este descenso, los billetes de 500 euros incrementaron su peso en el valor total del efectivo en manos de los españoles hasta el 65,2%.

En concreto, el importe de los billetes de 500 se redujo hasta los 52.244 millones de euros al cierre de 2010 (-3,9%), mientras que el efectivo total puesto en circulación por el Banco de España se situó en 80.142 millones de euros (76.558 millones de euros en billetes y 3.584 millones en monedas).

Por su parte, la cifra de billetes de 200 euros puestos en circulación en este periodo fue de 19 millones (-10,2%), rompiendo así la tendencia alcista que había registrado en los últimos años como instrumento alternativo para los defraudadores frente a los "billetes grandes". También la cifra de billetes de 100 euros en el mercado disminuyó un 10,7% en 2010, hasta los 57 millones de billetes, frente a los 63 contabilizados al cierre de 2009.

Los técnicos de Hacienda atribuyen el descenso en el uso de billetes de 500 euros, que constituyen el "instrumento perfecto" para saldar negocios al margen del Fisco, a dos factores; por un lado, la caída de la actividad económica, principalmente para pagar el dinero negro de las ventas inmobiliarias; y, por otro, al efecto disuasorio que sobre los defraudadores está teniendo la puesta en marcha desde el pasado año de un censo de billetes de 500 euros en las entidades financieras.

Gestha señala que la obligación de bancos y cajas de informar de aquellas operaciones en efectivo que superen los 3.000 euros, puesta en marcha en febrero del pasado año, ha actuado como "elemento disuasorio" para reducir la economía sumergida en España, ya que el próximo mes de marzo verá publicado su primer censo.

Según Gestha, esta medida contribuirá a realizar un seguimiento más eficaz de la demanda de billetes grandes a través del control de una serie de datos (nombre, apellidos, razón social, fecha, importe y tipo de operación) de las personas o entidades que cobran o pagan más de 3.000 euros en efectivo, lo que contribuirá a frenar las operaciones especulativas realizadas con estos billetes de alta denominación facial.

No obstante, lamenta que esta iniciativa se circunscriba sólo a las entidades financieras, "pasando por alto" el uso de grandes cantidades de efectivo en comercios y establecimientos. A su juicio, la extensión de la obligación de aportar datos en determinadas operaciones permitiría reducir a la larga el uso fraudulento de este tipo de billetes.