La economía crecerá un 2,7% en 2015 y en 2016 y creará un millón de empleos en dos años

Actualizado 11/02/2015 13:03:59 CET

Ve riesgos para la recuperación por las incertidumbres financieras y políticas y las elecciones en España y otros países

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) cree que la economía crecerá un 2,7% este año y el que viene y creará un millón de empleos en dos años, gracias a la aceleración de la actividad motivada por la caída del precio del petróleo y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Así consta en la última publicación de 'Situación España' presentada este miércoles por el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, que ha asegurado que la previsión es "moderada" y que incluso puede supearse en 2015.

Las nuevas cifras de crecimiento económico permitirán a crear un millón de empleos netos en dos años y reducir así la tasa de paro al 22,5% este año y al 20,9% en 2016. En concreto, en términos EPA, el número de ocupados crecerá un 3,2% este año y un 2,9% en 2016, año en el que se podría recuperar el nivel de 2004.

BBVA Research ha revisado siete décimas al alza sus previsiones para 2015 tras constatar que el PIB creció un 1,4% en 2014, una décima más de lo previsto, y estimar que el crecimiento en el primer trimestre podría situarse entre el 0,8% y el 0,9%. En los próximos trimestres, la entidad contempla unos incrementos del PIB "prudentes" de cinco o seis décimas, que podrían desviarse al alza y provocar un mayor crecimiento en el conjunto del año.

"Se está produciendo claramente un desacoplamiento entre la economía española y la europea", ha dicho Doménech, tras destacar algunos efectos positivos para el crecimiento español, como el precio del crudo, la evolución de la inflación o la mejora del flujo del crédito.

Según el Servicio de Estudios, la consolidación del precio del barril en niveles bajos puede suponer un impulso significativo para la economía española tanto en 2015 como en 2016, con un impacto que podría alcanzar los 0,7 puntos en promedio anual.

Las medidas del BCE, por su parte, han provocado un tipo de cambio del euro frente al dólar más depreciado de lo previsto. Según la entidad, por cada 10 puntos de depreciación del euro frente al dólar, el PIB se incrementaría en 0,5 puntos, beneficiando a las comunidades con economías más abiertas.

A pesar de estos factores externos, BBVA Rersearch cree que detrás del dinamismo de la economía también está la fortaleza de la demanda interna, que se observa sobre todo en dos elementos: el consumo privado y la inversión en maquinaria y equipo.

De hecho, este tipo de inversión permitió que las exportaciones de bienes tuvieran un comportamiento relativamente positivo durante el segundo semestre de 2014 a pesar del estancamiento de la Unión Europea. A su parecer, la fortaleza de las ventas al exterior sigue siendo una de las grandes fortalezas de la economía.

RIESGOS PARA LA RECUPERACIÓN

Pese a la mejora, BBVA Research alerta de que la recuperación no está exenta de riesgos, como los derivados de la incertidumbre de los mercados financieros, la incertidumbre política o los riesgos que implica el hecho de que 2015 sea un año electoral en España y otros países de la Unión Europea.

Además, aunque España habría cumplido el objetivo de déficit en 2014, las comunidades no habrían logrado su meta y habría que replantear los objetivos con políticas específicas, bien diseñadas y bien distribuidas en el tiempo, para no perder credibilidad.

De cara a 2015, BBVA Research cree que el déficit público podría situarse cerca del objetivo pactado (4,2%) siempre que se mantenga una "férrea ejecución" del gasto público en línea con lo presupuestado. En 2016, el déficit se reduciría hasta el 2,8%.

En este sentido, cree que aunque la reforma fiscal producirá una caída de los ingresos estructurales de las administraciones, ésta se verá compensada por el impulso cíclico de los recursos tributarios y la reducción del gasto público que favorecerá el ciclo.

Otro de los riesgos que señala el BBVA Research son los desequilibrios de la economía española, que se mantienen elevados con una tasa de paro que seguirá por encima del 20% y un alto nivel de endeudamiento en algunos sectores que puede lastrar la recuperación.

CONTRATO ÚNICO

De la misma forma, se muestra preocupado por el mercado laboral y propone una reforma del sistema de contratación para reducir la temporalidad y el desempleo, además de un incremento de la productividad. En concreto, cree que el PIB podría aumentar entre 4 y 12 puntos a largo plazo y la tasa de paro podría bajar entre 2 y 9 puntos.

En concreto, propone un solo contrato indefinido y uno temporal con un origen causal y una duración máxima de dos años. Además, se mantendría el contrato de formación y aprendizaje que favorecería la transición al empleo indefinido una vez acabada la formación.

Igualmente, se inclina por un sistema mixto de indemnización por finalización de contrato con una parte de la cuenta de ahorro individual nutrida de aportaciones periódicas del empleador por importe de 8 días de salario por año y una parte creciente en función de la antigüedad y mayor en despidos improcedentes.

En cualquier caso, Doménech ha dicho que hay "vientos de cola" favorables para España, aunque también existen ciertos riesgos, por lo que es necesario seguir trabajando en las reformas y la modernización de la economía española.

Para leer más