Economía/Macro.- Gobierno justifica los recortes por el momento histórico traumático con millones de españoles al límite

Actualizado 13/07/2012 20:07:38 CET

La vicepresidenta recurre a un tono grave y afectado para pedir la solidaridad de quienes tienen empleo hacia los parados

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha iniciado este viernes la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros con un discurso grave de reconocimiento del "momento traumático" que atraviesa el país, "quizá uno de los más difíciles y traumáticos en la historia reciente, y de la situación "límite" en la que viven millones de españoles, a los que les ha ofrecido el "rigor y trabajo" del Ejecutivo.

"Es un momento difícil, pero no para el gobierno. Es difícil para los españoles, este gobierno tienen la obligación de ayudar a este país a crecer y crear empleo y a eso nos vamos a dedicar ahora y en el futuro", ha proclamado la vicepresidenta, que ha recurrido a un tono afectado para tratar de dar más trascendencia a su mensaje.

Sáenz de Santamaría ha asegurado que el Gobierno es consciente del esfuerzo que está haciendo la sociedad para "sacar el país adelante" y asumir medidas aprobadas, "que no son sencillas ni fáciles ni populares".

"Miles de españoles viven al límite de sus posibilidades, millones de ellos no tienen empleo, todo el mundo se afana y esfuerza por sacar adelante a sus familias, pero en que todos compartimos un objetivo común, que es tener un futuro", ha expuesto la vicepresidenta. "Los que tienen hijos quieren que sus hijos puedan encontrar un empleo, los que tienen una pensión quieren tenerla asegurada para el futuro y los que tenemos un trabajo quizá tenemos que hacer en este momento un esfuerzo adicional para ayudar a pagar el desempleo de los que no lo tienen", ha añadido.

Sáenz de Santamaría ha querido recalcar el mensaje de que no se le puede "quitar un ápice de la dificultad" a los españoles, pero tampoco "un ápice de responsabilidad" al Gobierno, que debe tomar decisiones "a sabiendas de que si no cambiamos las cosas no mejora la situación".

Pese a todo, la vicepresidenta ha concluido que cabe lanzar un "mensaje de esperanza" porque las reformas que se están adoptando son "el camino" hacia la solución. "Es posible, España lo ha logrado en otros momentos históricos, los españoles somos los mismos y por este Gobierno no va a quedar en esfuerzo, rigor, determinación y trabajo", ha concluido.