Publicado 24/06/2020 18:03:23 +02:00CET

Escolano cree que la crisis del coronavirus supera a la de deuda, pero la respuesta de la UE también es mayor ahora

El exministro de Economía Ramón Escolano, en el Congreso
El exministro de Economía Ramón Escolano, en el Congreso - CONGRESO

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Economía y exvicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Román Escolano, ha asegurado este miércoles en el Congreso de los Diputados que la crisis del coronavirus supone un desafío mayor que la anterior crisis económica, financiera y de deuda, pero que ahora considera que las instituciones comunitarias han respondido de forma "completamente distinta", de una manera "rápida y contundente".

Durante su intervención ante la Comisión de la Cámara Baja para la reconstrucción social y económica, Escolano ha pedido "aprovechar" esta crisis y los planes de recuperación que se negocian en estos momentos a nivel europeo para afrontar reformas económicas para mejorar su competitividad, pues considera que la crisis "puede ser una oportunidad".

En este sentido, ha llamado a emplear las inversiones previstas en aquellos sectores que puedan afectar más al crecimiento y cerrar brechas de productividad, y ha puesto como ejemplo la eficiencia energética en la rehabilitación de edificios, la educación, o el sistema nacional de ciencia.

El que fuera vicepresidente del BEI ha recordado que España ha sido el principal beneficiario de esta institución "en los últimos 30 años", por lo que cree que el aumento de su capacidad de actuación en esta crisis, con la dotación de 200.000 millones de euros para sus garantías, supone una "gran noticia" para España.

Respecto al Banco Central Europeo (BCE), ha celebrado la flexibilización en la compra de deuda pública, sin someterse a cuotas o porcentajes máximos sobre las emisiones de cada título, lo que a su juicio "ha aumentado la flexibilidad y eficacia" de esta compra de deuda "para eliminar tensiones excesivas en primas, particularmente de países como Italia o España".

Sobre el fondo europeo de recuperación, ha elevado el programa planteado por la Comisión Europea como un "salto en la historia" de la UE, pudiéndose convertir "en el mayor programa financiero de la historia" de la UE, y ha llamado a gestionar este fondo "de forma activa" para poder lograr un abanico de deuda común europea para completar la Unión Bancaria y ayudar a la creación de un "mercado de deuda amplia en euros, potenciando la dimensión internacional del euro como moneda de reserva".

"El mercado internacional está deseando que existan instrumentos comunes en euros", ha apostillado, más adelante, destacando los posibles efectos que pueda tener a la hora de afrontar las tensiones de deuda.

En todo caso, ha llamado a afrontar reformas y ha anticipado que el déficit estructural dejará de ser un elemento tan prioritario del control presupuestario por parte de las autoridades comunitarias por ser, a su juicio, "inmanejable". En este sentido, ha apuntado que este tipo de variables tenderán a "un objetivo más sencillo para medir", y ha puesto como ejemplos el crecimiento del gasto nominal, el nivel de deuda o el superávit primario.

Contador