El FMI pacta un rescate de 10.700 millones para Egipto

Actualizado 11/08/2016 13:42:02 CET

WASHINGTON, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Egipto, cinco años después de la 'Primavera Árabe', recibirá del Fondo Monetario Internacional (FMI) asistencia financiera por importe de 12.000 millones de dólares (10.700 millones de euros) en apoyo del programa de reformas económicas planteado por las autoridades del país con el objetivo de impulsar el crecimiento, recortar el déficit y la deuda pública.

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Banco de Egipto y la misión del FMI, deberá aún ser aprobado por el Consejo Ejecutivo del FMI, que analizará la solicitud egipcia en las próximas semanas.

"Egipto es un gran país con un gran potencial, pero tiene algunos problemas que deber solucionarse urgentemente", declaró Chris Jarvis, jefe de la misión del FMI que ha visitado El Cairo entre el 30 de julio y el 11 de agosto.

En este sentido, Jarvis señaló que las autoridades egipcias reconocen la necesidad de implementar con rapidez el programa de reformas económicas para "restaurar la estabilidad macroeconómica y apoyar un crecimiento fuerte, sostenible y rico en empleo".

De acuerdo con lo pactado, la política fiscal de Egipto tratará de llevar la deuda pública hacia una trayectoria descendente que permita situarla en niveles más sostenibles, pasando del 98% del PIB en 2015/16 al 88% para 2018/19.

El programa buscará elevar la recaudación fiscal al mismo tiempo que se recortarán los gastos para reducir el déficit, liberando fondos públicos para proyectos de alta prioridad como la construcción de infraestructuras, sanitarios y educativos.

En este sentido, se prevé que el Gobierno de Egipto introduzca la legislación para la aplicación del IVA y continúe los esfuerzos emprendidos en 2014 para racionalizar los subsidios energéticos.

"La protección social es una piedra angular del programa de reformas del Gobierno", añadió el representante del FMI, señalando que el ahorro procedente de otras medidas de ajuste será parcialmente destinado a medidas de protección social, incluyendo subsidios para alimentos como la leche infantil, preservando o incrementando el apoyo a los seguros y acceso a medicamentos para los pobres y la formación vocacional para jóvenes.

Asimismo, el enviado del FMI apuntó que la política monetaria y el tipo de cambio del banco central egipcio tratarán de mejorar el funcionamiento del mercado de divisas, incrementando las reservas en moneda extranjera y reduciendo la inflación a cifras de un solo dígito en el horizonte del programa.

"Pasar a un régimen de tipos de cambio flexibles fortalecerá la competitividad, servirá de apoyo a las exportaciones y al turismo y atraerá inversión extranjera directa, impulsando el crecimiento y el empleo", apostilló Jarvis.

Para leer más