Publicado 06/02/2020 16:59

La Generalitat enviará a la secretaria de Economía al CPFF en nombre de Aragonès

La secretaria de Hacienda, Marta Espasa; el secretario general de  vicepresidencia de Economía y Hacienda, Albert Castellanos; el vicepresidente, Pere Aragons; la  secretaria de Economía, Natlia Mas ; y la directora general de Presupuestos, Anna Tarra
La secretaria de Hacienda, Marta Espasa; el secretario general de vicepresidencia de Economía y Hacienda, Albert Castellanos; el vicepresidente, Pere Aragons; la secretaria de Economía, Natlia Mas ; y la directora general de Presupuestos, Anna Tarra - David Zorrakino - Europa Press

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat ha decidido que sea la secretaria de Economía, Natlia Mas, la que represente a Cataluña en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) convocado por el Gobierno para este viernes.

Mas asistirá al CPFF en nombre del vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragons, que el martes ya avanzó que no asistiría a esta reunión: "Es un órgano formalmente multilateral, pero que funciona unilateralmente", dijo entonces, insistiendo en que, pese a que están representadas todas las comunidades, el voto mayoritario siempre es el del ministro de Hacienda.

Aragons ha vuelto a rechazar su participación en esta reunión del CPFF del mismo modo que ya lo hizo en el último encuentro de 2018.

Fuentes de la consellería de Economía y Hacienda han explicado a Europa Press que el Govern acude a la reunión con la voluntad de "escuchar".

SENDA DE ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, convocó el CPFF para trasladar la nueva senda de estabilidad presupuestaria como inicio de los trabajos preparativos de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2020.

Este jueves, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado que Hacienda presentará una senda de déficit "más flexible" para las administraciones en el CPFF de este viernes.

Sánchez ha subrayado que el Gobierno demostró en 2019 su "máxima empatía" con las comunidades en 2019 al presentar una senda más flexible que la establecida por el anterior Ejecutivo del PP.

El objetivo autonómico previsto inicialmente por el Gobierno es de un déficit de una décima del PIB este año, y que las regiones logren estabilidad presupuestaria el año que viene.