Guindos avisa que la recuperación de la economía española podría haber tocado techo y ve riesgos a la baja

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, inaugura la XXIX e
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 15/10/2018 20:28:03CET

Aboga por "reconstituir colchones fiscales" para actuar de forma contracíclica en caso de producirse perturbaciones en el futuro

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha advertido de que la recuperación de la economía española "podría haber alcanzado ya su máximo cíclico" y que han surgido riesgos a la baja.

Tras recibir el premio José Echegaray de 'El Economista', Guindos ha señalado que aunque el ritmo de expansión de la economía española sigue siendo "razonable", en los últimos trimestres se ha ralentizado gradualmente.

Así, a lo largo de este año, el crecimiento del PIB real se ha desacelerado con respecto a la tasa mantenida desde el segundo semestre de 2014. En su opinión, esta desaceleración es reflejo principalmente de la debilidad de la demanda exterior neta.

De cara al futuro, la amenaza del proteccionismo a escala mundial y el deterioro de las condiciones en las economías emergentes constituyen "riesgos adicionales a la baja" para el crecimiento. A nivel interno, considera que la baja tasa de ahorro de las familias españolas y la necesidad de restaurar el ahorro a corto plazo llevará a una moderación del consumo de las mismas.

En estas circunstancias, a juicio del que fuera ministro español de Economía durante la etapa de Gobierno de Mariano Rajoy, la economía española afronta tres retos principales. El primero está relacionado con el proceso de consolidación fiscal. De este modo, aunque en su opinión se han realizado "avances notables" en este ámbito, éste todavía no se ha completado.

Así, ha señalado que el déficit de las administraciones públicas continúa siendo el más elevado de la UE, por lo que ve necesario seguir reduciéndolo para que la ratio de deuda pública PIB se sitúe en una senda descendente. "De hecho, es preciso reconstituir colchones fiscales suficientes ahora que se cuenta con un crecimiento sólido y se dan unas condiciones muy favorables de financiación. Esto facilitará que la política fiscal pueda actuar contracíclicamente en caso de producirse perturbaciones en el futuro", ha indicado.

El segundo reto en opinión de Guindos es el paro, que se mantiene en niveles muy elevados, al igual que la proporción de trabajadores con contratos temporales. En este sentido, ha recordado que el nivel de desempleo en España se mantiene todavía muy por encima de los niveles anteriores a la crisis, y es aproximadamente el doble de la tasa media de la zona euro.

ACABAR CON LA DUALIDAD DEL MERCADO LABORAL

Para Guindos, esta situación requiere la introducción de nuevas reformas que aborden la dualidad del mercado de trabajo y la aplicación de políticas activas de empleo más efectivas con el fin integrar a los jóvenes y a los parados de larga duración en el mercado laboral.

Finalmente, el vicepresidente del BCE ve necesario impulsar la productividad de la economía española como medida "imprescindible" para favorecer el crecimiento a largo plazo y permitir un aumento sostenible de los salarios.

Según De Guindos, para reforzar el capital humano y reducir el desajuste entre oferta y demanda en el mercado laboral es indispensable una reforma del sistema educativo español, especialmente en el ámbito de la formación profesional.

En este sentido, las diferencias de productividad entre regiones y entre las grandes y las pequeñas empresas ponen de manifiesto la necesidad de abordar una mejora de la regulación. "Si queremos mejorar la productividad, deben instaurarse medidas que fomenten el crecimiento del tamaño de las pymes, cuya escala es inferior a la de los países de nuestro entorno. Por último, es fundamental que las empresas españolas incrementen su inversión en I+D+I para ofertar productos con mayor valor añadido y competitividad en los mercados internacionales", ha manifestado.

En opinión del exministro, "solamente mediante un incremento de la productividad junto a una continuación de la corrección de los desequilibrios macroeconómicos la economía española podrá continuar en la senda del crecimiento sostenido y definitivamente dejar atrás la crisis iniciada hace diez años", ha incidido.

Por último, De Guindos ha enfatizado la necesidad de aumentar el potencial de crecimiento a largo plazo, algo aplicable tanto para España como para el conjunto de la zona euro.

"No me cansaré de repetir que una economía fuerte en la zona euro requiere una gobernanza sólida. Consolidar la arquitectura institucional de la UEM es esencial para promover la cohesión económica, sin fragmentación ni desequilibrios excesivos", ha destacado, para posteriormente detallar que se necesitan reformas a nivel nacional y de la UE para mantener la estabilidad del sistema financiero y la capacidad de resistencia de la unión monetaria.

"Es prioritario el establecimiento de una facilidad fiscal de estabilización común que mantenga la convergencia en caso de perturbaciones graves y actúe como un verdadero instrumento de política fiscal contracíclico", ha incidido.

DE COS DESTACA LA LABOR DE GUINDOS COMO MINISTRO

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, quien ha entregado el premio a Luis de Guindos, ha destacado que "no le tocaron tiempos ni decisiones fáciles. España y la eurozona tuvieron que acometer retos existenciales. Uno de estas tareas se refiere al profundo saneamiento del sistema financiero", ha relatado.

Para el máximo responsable de la institución monetaria española, "el bagaje profesional de Luis de Guindos supone un valioso valor añadido para el BCE y el eurosistema".

De Cos ha destacado la capacidad de Luis De Guindos de "entender sensibilidades más germanicas de Europa", como demostró la especial relación establecida con el ex ministro alemán Wolfgang Schaeuble.

Asimismo, De Cos ha resaltado "la particular capacidad de interpretar y analizar desde su experiencia de 'practitioner' las señales del mercado y dirigir la salida de España de la grave crisis financiera.

"Luis de Guindos es sin duda uno de los economistas españoles con mayor proyección internacional y que más ha contribuido a cimentar el prestigio de España", ha concluido De Cos.