Publicado 14/06/2020 12:02

Guindos (BCE) alerta de la necesidad de que Gobierno y oposición alcancen consensos para la recuperación

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, interviene en un Desayuno Informativo de Fórum Europa en el Hotel Palace de Madrid (España), a 13 de diciembre de 2019.
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, interviene en un Desayuno Informativo de Fórum Europa en el Hotel Palace de Madrid (España), a 13 de diciembre de 2019. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Advierte de que la renta mínima vital no debe desincentivar la búsqueda de empleo

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) y exministro de Economía, Luis de Guindos, ha advertido de que será "vital" que el Gobierno español y la oposición alcancen un consenso en el plan de recuperación ante la recesión provocada por la pandemia del Covid-19, que generará caídas de rentas y empobrecimiento y afectará a las cuentas públicas.

Así lo ha puesto de manifiesto en una entrevista con 'ABC' recogida por Europa Press, en la que ha alertado de que España va a necesitar una actuación en numerosos ámbitos económicos y sociales para recuperarse de "la peor recesión de la historia desde la Guerra Civil".

"En ese contexto, es sin duda mejor tener una actuación coordinada entre el Gobierno y los principales partidos de la oposición. El plan de recuperación será muy complejo y tendrá que abordar muchísimas variables y, evidentemente, conseguir un consenso sería vital. Eso exige ausencia de dogmatismos, mucha transparencia, mucha lealtad y la voluntad por parte de los diferentes agentes políticos de llegar a ese acuerdo. Sin duda, para el futuro de la economía española será vital que haya consenso respecto al plan de recuperación", ha advertido De Guindos.

El vicepresidente del BCE ha apuntado que, para que la recuperación ocurra cuanto antes, también es fundamental que cada país consiga que sobreviva la mayoría del tejido empresarial que operaba antes de la crisis para rebotar con la mayor intensidad.

"Es imprescindible que sobreviva el mayor número de empresas posible, que aquellas que eran solventes antes de la pandemia lo sigan siendo después, porque son las que han de que tirar de la economía", ha resaltado.

Aunque De Guindos no ha querido valorar las medidas tomadas por países concretos, aunque sí ha apuntado que, de manera general, "es recomendable" que existan avales, moratorias de impuestos, retrasos de cargas sociales o esquemas temporales de empleo como los ERTE.

INGRESO MÍNIMO VITAL

Preguntado concretamente por la renta mínima vital, el exministro español ha reconocido estar a favor de una renta mínima de emergencia temporal para los colectivos más afectados por la crisis, mientras que la medida española es estructural.

"Es una decisión legítima de política social que yo como vicepresidente del BCE no entro a valorar. De manera general, es importante que este tipo de ayudas no desincentiven la búsqueda de empleo y que su financiación sea sostenible a medio plazo. Y, en cualquier caso, sin duda la mejor política social para luchar contra la pobreza y para salir de la crisis es la creación de empleo", ha apostillado.

En cualquier caso, ha señalado que todas las actuaciones para combatir el impacto económico del Covid-19 llevarán a un incremento muy importante del déficit público que requerirá un plan de política fiscal que pueda hacer frente a esos gastos, pues los países tendrán, tras el esfuerzo presupuestario necesario ahora, "una herencia lógica de la que no se van a poder librar".

En esta línea, ha señalado que para el conjunto de la zona euro puede haber un salto del ratio de deuda/PIB entre 15 y 20 puntos, derivado de una política fiscal expansiva que, aunque es necesaria para afrontar la pandemia, deberá reconducirse en el futuro para que el déficit público vuelva a una senda sostenible a medio plazo.

Sobre la posibilidad de que el Estado pueda nacionalizar empresas en situación de inviabilidad por la crisis, De Guindos ha llamado a recuperar los principios básicos en la concesión de ayudas y ha advertido de que la situación extraordinaria no puede convertirse en estructural.

"A medida que se vaya pasando a la normalidad, las ayudas de Estado tienen que volver a estar regidas por los principios de libre competencia y mantenimiento del mercado interior. Es importante que las reglas comunes se restauren cuanto antes, y confío en que así será", ha señalado.

MÁS FUSIONES BANCARIAS

El vicepresidente del BCE ha reconocido, a su vez, que el problema de la banca es la baja rentabilidad, sobre la que la crisis pondrá más presión. "Lo que era necesario antes va a ser más necesario ahora. Eso incluye la necesidad de reducir el ratio de costes/ingresos o poner en marcha procesos de consolidación o de reestructuración", ha indicado.

Ante la previsión de que el aumento de las provisiones y la morosidad penalicen todavía más la rentabilidad del sector, De Guindos ha apostillado que la banca "tendrá que reaccionar".

En este sentido, el BCE cree que la consolidación "puede ayudar a reducir los costes y aumentar la eficiencia de algunos bancos", si bien ha recordado que el supervisor no diseña las operaciones concretas.

Más información