Guindos destaca el "fuerte" aumento del PIB, con estabilidad de precios y menos déficit

Actualizado 26/11/2015 11:57:58 CET

Alerta de que si no se cambia la política económica, España logrará en 2016 los niveles de renta previos a la crisis y, "no mucho más adelante", los de empleo

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha destacado este jueves que el dato de Contabilidad Nacional del tercer trimestre, que refleja un crecimiento del PIB del 3,4% interanual, muestra que el crecimiento de la economía española sigue siendo "fuerte", y ha añadido que España crecerá este año "claramente por encima del 3%.

Además, resaltó que se trata de un crecimiento "equilibrado", con una aportación "muy intensa" de la inversión y acompañado de una "importante" generación de empleo. "Todo ello, en un entorno de estabilidad de precios, superávit externo y reducción del déficit público", subrayó.

De Guindos, que participó en la VIII Conferencia Internacional de Banca organizada por el Banco Santander, también indicó que la economía española es la que más crece de entre las principales economías avanzadas del mundo, un crecimiento diferencial, añadió, que España ha conseguido en un contexto europeo que registra tasas "moderadas" y con riesgos geopolíticos "muy evidentes" en el horizonte.

Según el ministro, España ha sido capaz de "darle la vuelta a la crisis más larga, dura y difícil de su historia contemporánea", y lo ha hecho en un periodo de tiempo "relativamente corto", gracias al esfuerzo realizado por el conjunto de la sociedad española.

A su juicio, una economía que parecía "condenada a la intervención y al rescate", lo que hubiera supuesto un "golpe extremadamente duro para la autoestima de los españoles como nación", está creciendo hoy por encima del 3%, creará un millón de puestos de trabajo en dos años y en 2015 el paro se reducirá en cerca de 650.000 personas, "la mayor disminución que se ha dado nunca en ningún ejercicio de nuestra historia económica".

De Guindos apuntó que este cambio fundamental permite garantizar que en los próximos ejercicios España crezca a tasas "no muy diferentes a las actuales". En este sentido, dijo que el año próximo se habrán recuperado los niveles de renta que se perdieron en la crisis y, "no mucho más adelante", se deberían alcanzar los niveles de empleo existentes en ese momento.

"Pero es muy importante que nadie se lleve a engaño. Los retos que tenemos por delante aún son muy significativos. A pesar de las mejoras, la economía española sigue siendo vulnerable", advirtió el titular de Economía, quien subrayó que en estas circunstancias, cualquier deterioro de la confianza sobre la política económica del país, tendría un "efecto inmediato" en los costes y en las condiciones de la financiación de España y, por tanto, en el crecimiento y el empleo.

ENFRENTAR EL RETO TERRITORIAL CON SERENIDAD Y FIRMEZA.

En cualquier caso, afirmó que está convencido de la "madurez" de la sociedad española, que ha aprendido de los "errores del pasado", y se mostró seguro de que el país será capaz de continuar con este ciclo de crecimiento, haciendo frente simultáneamente a los retos territoriales que se plantean, "con serenidad y proporcionalidad, pero con firmeza".

"Si algo ha demostrado esta crisis es que tenemos un país y una sociedad fuertes, que pueden afrontar los futuros desafíos, siempre que se cuente con el liderazgo adecuado", reiteró De Guindos, tras insistir en que España está en condiciones de dejar atrás la crisis "más grave, dura y difícil" de su historia reciente.