Publicado 17/05/2022 13:35

El PSOE recalca a ERC y Bildu que otra reforma laboral debe ir "de mano del diálogo social"

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, tras una Junta de Portavoces en el Congreso
El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, tras una Junta de Portavoces en el Congreso - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, no ha adelantado si su formación apoyará la tramitación de la propuesta de sus socios habituales de Esquerra y Bildu para llevar a cabo una nueva reforma laboral, pero sí ha recalcado que los cambios de calado en el mercado de trabajo "deben ir de la mano del diálogo social".

La propuesta, registrada la semana pasada por estas formaciones y el BNG, plantea llevar más lejos la reforma laboral aprobada por el Gobierno de coalición, elevando las cuantías de la indemnización por despido, modificando las causas del mismo o recuperando las autorizaciones administrativas para despidos colectivos.

Preguntado en rueda de prensa si el PSOE respaldará la admisión a trámite de esta iniciativa para su negociación parlamentaria, Gómez ha defendido "la relevancia de la reforma laboral aprobada", por reducir el número de contratos temporales y ha subrayado como "fundamental" que "el Gobierno siempre ha trabajado en el marco del diálogo social".

"Las medidas a incorporar deben formar parte de este eje vertebrador, donde los acuerdos con los agentes sociales se presentan como fundamentales, y esa es nuestra posición", ha esgrimido el portavoz parlamentario del PSOE.

BILDU PLANTEA SU PROPUESTA "CON ÁNIMO CONSTRUCTIVO"

Antes, la portavoz parlamentaria de EH-Bildu, Mertxe Aizpurua, ha afirmado que las propuestas planteadas por su grupo "son de sentido común y cuentan además con una amplia mayoría parlamentaria favorable a todas ellas".

Aizpurua ha asegurado que su proposición está planteada "con ánimo constructivo y como punto de partida de un debate que es necesario", tanto con los demás grupos políticos y agentes sociales, confiando en poder alcanzar con este proceso "un acuerdo parlamentario amplio que permita aprobar una reforma más ambiciosa".