RSC.- MSF considera "un claro castigo" el anuncio de Novartis de la retirada del país de su inversión en investigación

Actualizado 24/08/2007 20:37:05 CET

La ONG cree que este tipo de actuación "es política habitual" de la compañía y muestra "la verdadera cara" de las empresas del sector

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) consideró hoy el anuncio de la compañía farmacéutica Novartis, conocido a través de unas declaraciones de su director ejecutivo, Daniel Vasella, al diario 'Financial Times', de "desviar hacia otros países más seguros su inversión prevista en India", no es más que un "claro castigo" por el fallo judicial que no les dio la razón tras el juicio seguido por la patente de su fármaco contra la leucemia 'Glivec'.

A través de su director médico, Luis Villa, la ONG explicó a Europa Press que la decisión de Novartis "es parte de su política habitual", y por tanto, poco sorprendente para ellos, añadiendo que, además, las razones que ha esgrimido para tomar esta decisión son "peregrinas".

La compañía suiza --añade-- "está dando por supuesto que siguen teniendo razón, cuando los Tribunales les han dicho que no" y continúa "a piñón fijo" con la defensa de su postura. Lo cierto, consideró Villa, es que el mensaje que lanzan es muy claro: "o seguís nuestro juego u os cargamos".

Sin negar que, "por supuesto, están en su derecho de proteger sus patentes y luchar por su innovación", en el caso de 'Glivec' --señala Villa-- "se trata de una molécula antigua". Por eso, piden a Novartis, y a todo el sector en general, que "dejen de buscar todos los resquicios legales posibles para continuar obteniendo beneficios de algo que no debería tenerlos". Esta son, a su juicio, "las medias verdades, o claramente las mentiras, de las grandes compañías farmacéuticas".

Aunque Vasella se ha apresurado a aclarar que no se trata de un castigo, MSF cree que este cambio de estrategia "es una clara respuesta de castigo a la decisión de la justicia local de no modificar su normativa sobre patentes", es decir, una venganza "por no haber hecho lo que las compañías quieren".

Novartis insiste en que ésta es sólo una cuestión de "lógica empresarial" y que su intención es sólo "redireccionar" estas inversiones a otros países donde la empresa encuentre "una mayor protección" de sus iniciativas. Para Villa, sin embargo, este anuncio muestra "la verdadera cara de las empresas farmacéuticas".

Aunque el laboratorio suizo dejó claro tras conocer la sentencia a principios de mes que "no tiene planeado" apelar la decisión del tribunal indio sobre las patentes porque, a su entender, se trata de un asunto del que ahora debe encargarse de solucionar la OMC, esta 'promesa', según Villa, se puede romper, "y es previsible que se rompa y finalmente, tarde o temprano, acaben apelando el fallo". Y si no es por 'Glivec', "será por otro medicamento", apuntó.

En definitiva, MSF pide a las farmacéuticas que sus beneficios, --que en muchos casos superan el cien y el doscientos por cien año tras año--, "tenga una racionalización". Y que ese margen se dedique a lo que generalmente dicen que hacen: políticas sociales con los países desfavorecidos o investigación. "El afán de obtención de beneficios es ilimitado y no se paran a pensar que puede buscarse una fórmula que beneficie a todas las partes", apuntó.

DECISION JUDICIAL.

Un tribunal de la ciudad de Chennai, en el Estado de Madras, sur de India, rechazó a principios de este mes la demanda presentada por Novartis en la que cuestionaba la validez constitucional de la sección 3D de la ley india de patentes de 2005, en base a la que las autoridades del país denegaron a la compañía patentar una nueva presentación de su fármaco contra la leucemia 'Glivec'.

La jueza del Tribunal Supremo del Estado de Madrás, Prabha Sridevan explicó que su Corte "no podía decidir si la norma está de acuerdo con los aspectos relacionados con el comercio de los acuerdos sobre derechos de propiedad intelectual o no".

Por su parte, Novartis manifestó en ese momento en un comunicado que la decisión de desestimar su demanda contra la ley india de patentes tomada por el tribunal de la ciudad de Chennai tendría "consecuencias negativas a largo plazo para la investigación y el desarrollo de mejores medicamentos" tanto de este país como del resto del mundo.