Actualizado 04/05/2007 18:17 CET

RSC.- La web 'www.consumoresponsable.org' informa a los ciudadanos sobre los establecimientos con productos ecológicos

ECODES y el Gobierno de Aragón recuerdan que hay más establecimientos de los que se piensa, pero "menos de los que sería deseable"

ZARAGOZA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), en colaboración con la dirección general de Consumo del Gobierno aragonés, ha puesto en marcha la página web 'www.consumoresponsable.org' que informa a los ciudadanos sobre los establecimientos con productos ecológicos y cuya finalidad es "fomentar la decisión particular de los ciudadanos para lograr un consumo respetuoso con el Medio Ambiente".

Así lo manifestó la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de la presentación de esta nueva página web, única en sus características según precisó el director de la Fundación Ecología y Desarrollo, Víctor Viñuales, que acompañó a la consejera en el acto junto con el director general de Consumo, Ángel Luis Monge.

Noeno precisó que la web pretende "ser de utilidad a los consumidores" para que "se informen de los problemas que genera el consumo insostenible". Además, la página busca formar y sensibilizar a la población para extender modos de consumo responsable. Por su parte, la Administración, tendrá "que pararse y ver qué hemos hecho en este sentido", aunque aseguró que los hospitales aragoneses han puesto en marcha prácticas como el ahorro del agua y programas de reciclaje y separación de residuos.

La consejera consideró que el cambio climático es "un aviso importante" y si bien hasta ahora "parecía que esto era algo que no iba con nosotros, nos damos cuenta de que sí que va" y por eso tanto instituciones como particulares "tenemos algo que hacer".

En este sentido, Viñuales, argumentó que ante el cambio climático puede surgir "la contradicción" en los ciudadanos de qué "poco podemos ante la magnitud del problema", pero "una forma de recuperar la esperanza" y "conseguir el cambio es la vinculación con el consumo".

Según Viñuales, "uno puede hacer muchas cosas contra el cambio climático", como "consumir de otra manera, con responsabilidad, no sólo pensando en calidad y precio de los productos, sino también en cuáles son los requisitos ambientales que posee y qué características tiene la empresa que lo ha elaborado desde el punto de vista social".

El director de la Fundación aseveró que "no somos lo que pensamos sino lo que hacemos" y "una gran parte de lo que hacemos a lo largo del día es consumir" y al hacerlo "estamos optando cada día por unos productos sobre los que decidimos nosotros; ahí tenemos un tremendo poder, lo que pasa es que muchas veces no lo empleamos suficientemente".

MENOS CONSUMO DEL DESEABLE

La web 'www.consumoresponsable.org' tiene como finalidad dar a conocer dónde encontrar los productos más ecológicos "para que el consumidor encuentre más fácil dar el paso del querer al obrar, que es lo que cambia el mundo y para eso se necesita información", que la web da, "tanto general como concreta, como pueden ser los lugares de venta".

El director de la Fundación precisó que el consumo responsable se tiene que practicar en la adquisición de cualquier bien o producto como puede ser "un coche, una vivienda, una camiseta o unos zapatos" y "también es consumo responsable el dejar de comprar" porque "sólo compremos lo que necesitamos, sin ser esclavos de nuestros propios deseos".

Víctor Viñuales aseguró que hay más establecimientos "de lo que mucha gente piensa" donde se pueden adquirir productos ecológicos y practicar un consumo responsable, a pesar de lo cual "hay menos de los deseables".

No obstante, matizó, ésta es "una relación recíproca" ya que "si hay más demanda habrá más oferta y por eso se necesitan más puestos de venta de productos responsables, ecológicos y sostenibles, pero también más consumidores", tanto individuales, como colectivos como pueden ser administraciones, ONG y empresas, dijo.

El director de la Fundación Ecología y Desarrollo precisó al respecto que si bien más del 30 por ciento de la población española manifiesta su deseo de consumir responsablemente, según indican algunas encuestas, "los porcentajes bajan" en el momento de la compra.

Como ejemplo, indicó que menos de un 1% de la población consume café de comercio justo, frente al 15% que lo hace en países europeos como Suiza, por ejemplo, algo que puede deberse, "no sólo a la falta de decisión real del consumidor, sino a la falta de puntos de venta", agregó.