El 68% de los directivos familiares quiere que su empresa continúe siendo familiar, según Deloitte

Publicado 18/07/2019 13:38:51CET
Deloitte
DeloitteREUTERS - Archivo

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La empresa familiar se caracteriza por tener una orientación a largo plazo y por anteponer la esencia del negocio a cualquier desafío. El 68% de los líderes de este tipo de compañías ratifica estos principios y afirma querer que su empresa continúe siendo familiar, según el informe "Global Family Business Survey 2019: Long-term goals, meet short-term drive", de Deloitte.

Entre los 791 ejecutivos encuestados en 58 países, el 36% afirma que evitaría ceder el control familiar para obtener un mayor éxito financiero en el futuro. Un 34% sí estaría dispuesto a negociarlo y el 30% restante no lo sabe.

Para el socio responsable de Empresa Familiar de Deloitte, Fernando Vázquez, "los ejecutivos de empresas familiares prefieren mantener el negocio en la familia, pasarlo a la próxima generación, salvaguardar y aumentar su capital y preservar sus tradiciones familiares y su legado". "El desafío, en este sentido, es que la estrategia a largo plazo vaya de la mano con las acciones que realizan en el corto espacio de tiempo", ha asegurado.

CONFIANZA PRUDENTE EN LOS PLANES DE SUCESIÓN

En cuanto a los planes de sucesión, los líderes de las empresas encuestadas demuestran tener un optimismo moderado. El 41% afirma tener una confianza alta o muy alta en este ámbito, aunque algunos reconocen no haberlos desarrollado todavía. En el caso de las empresas españolas, esta percepción aumenta tres puntos porcentuales.

Los otros aspectos clave en que los encuestados demuestran tener una mayor confianza son la propiedad familiar, con un 59%; la gobernanza, con un 51% y la estrategia con un 54%. En España, estas cifras varían levemente con 56%, 50% y 66%, respectivamente.

AGILIDAD Y ADAPTACIÓN, ASPECTOS CLAVE PARA EL NEGOCIO

Las empresas familiares tienen la característica de poder adaptarse rápidamente a los entornos cambiantes. Según el 61% de los encuestados, este atributo es el más importante de sus compañías. Dicho porcentaje aumenta al 72% en el caso de las empresas españolas.

También consideran relevantes otras características distintivas de las empresas familiares, tales como la capacidad de innovación, aspecto más importante para el 39% de los encuestados, y la posición financiera, para un 32%. Ambas son esenciales para mantener su negocio en los próximos 10 o 20 años.

Respecto a los factores con mayor impacto en los próximos 10 o 20 años, el 50% de los empresarios familiares cree que lo será la adaptación a la tecnología, porcentaje que aumenta hasta el 56% en el caso español. Le siguen otras tendencias a tener en cuenta en el largo plazo como el comportamiento cambiante del consumidor (para el 46% de los encuestados) o los nuevos tipos de modelos de negocio y colaboración (para el 32%).

Siguiendo la línea de sostenibilidad a largo plazo, en cuanto a las habilidades que deberían tener los líderes de la próxima generación, el 37% cree que la disposición o curiosidad de seguir aprendiendo es esencial. Tras esto, señalan la resolución de problemas, para un 17%; la comunicación, para un 11%, y el conocimiento técnico específico del negocio, para un 9%.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas